29 de mayo de 2024
DOLAR: $16.66
Search
Close this search box.
29 de mayo de 2024 | Dolar:$16.66

¿Es ilegal ser migrante indocumentado en Estados Unidos?

El asilo debe ser para todos | Foto: Reuters / Voz de América
Llamar ilegal a un migrante por tener un estatus migratorio irregular en Estados Unidos es incorrecto, la migración no es un delito

Aunque muchas personas utilizan el término “ilegal” para referirse a los migrantes con un estatus irregular, la verdad es que la presencia no autorizada en Estados Unidos no es un delito, en la mayoría de los casos.

Pese a que la ley federal de inmigración criminaliza algunas acciones relacionadas con la presencia indocumentada en EE.UU., la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) recuerda que la presencia irregular por sí sola no es una violación de la ley penal federal.

Utilizar el término “illegal alien” (extranjero ilegal) es inexacto o engañoso, pues migrar no es un delito.

Ingresar a EE.UU. sin ser inspeccionado y admitido se clasifica como misdemeanor (delito menor), sólo bajo circunstancias muy específicas se clasifica como un delito grave. Además, hay que considerar que muchos migrantes indocumentados llegaron al país con visas y se quedaron más tiempo o trabajaron sin autorización.

Tal vez te interese:  Conoce las diferencias entre felonía, falta y delito agravado en EEUU

De acuerdo con el Pew Research Center, hasta 2006, aproximadamente el 45% de los migrantes indocumentados llegaron a Estados Unidos con visa.

Para que un migrante indocumentado pueda ser castigado penalmente debe ser expulsado y reingresar o intentar ingresar a EE.UU. sin autorización.

Esto quiere decir que mientras el migrante no tenga una orden de expulsión previa o haya reingresado sin autorización no habrá cometido ningún delito.

Por su parte, la Plataforma para la Cooperación Internacional sobre Migrantes Indocumentados (Picum)  recuerda que llamar a los migrantes “ilegales” les niega su humanidad. Pues no existe una persona “ilegal”.

Incluso utilizar este término ayuda a clasificar a los migrantes como una categoría de personas que no son merecedoras de derechos.

Notas relacionadas