25 de mayo de 2024
DOLAR: $16.72
Search
Close this search box.
25 de mayo de 2024 | Dolar:$16.72

OPINIÓN | Separación familiar en la era de Biden

La separación familiar en la frontera está lejos de ser un problema del pasado, en tanto existan las diferentes políticas antiinmigrantes seguirá pasando afectando a miles de personas vulnerables.

A un año de la administración de Joe Biden, la separación familiar en la frontera sigue siendo un problema ético para el gobierno de Estados Unidos y su población. El discurso, antes de las elecciones y posterior a su victoria; fue de cancelar las políticas anti-migrantes de Donald Trump y mejorar de forma significativa la situación de las personas migrantes; incluidas las familias huyendo de la violencia en Centroamérica y las familias indocumentadas que llevan tiempo radicando en territorio estadounidense. Sin embargo, lo que ha sucedido desde el 20 de enero de 2021; ha sido una combinación de pequeños intentos de mejorar su política migratoria y el mantenimiento de políticas restrictivas e inhumanas. 

En las primeras semanas y meses de la administración Biden, el gobierno tomó varios pasos que daban esperanza de una nueva trayectoria en el ámbito migratorio. Biden suspendió el Protocolo “Quédate en México” o MPP, que obligaba a las y los solicitantes de protección internacional en Estados Unidos a esperar sus procesos del lado mexicano. Después de una suspensión y una revisión de parte del gobierno, el programa fue cancelado oficialmente en junio de 2021. Desafortunadamente, los estados de Missouri y Texas procedieron en contra de la disolución y una Corte ordenó al gobierno reinstalar MPP. 

El 2 de diciembre de 2021 se anunció su reinstalación. La administración Biden argumentó que se vio obligada a continuar con MPP, esta vez se expandería a todas las personas de todo el continente, incluida la población haitiana. Anteriormente, durante la administración de Trump, “Quédate en México” se aplicaba sólo a personas de países hispanohablantes de Centro y Sudamérica y Brasil. 

La política en turno es la que determina el futuro de las familias migrantes

La separación familiar que sucede en casos de MPP ocurre en muchas ocasiones debido a la temporalidad de diferentes políticas en Estados Unidos. Por ejemplo, hay familias que cuando llegan a la frontera entre México y EU; la separación familiar dependerá de cuál política estará vigente en su momento; MPP, expulsiones bajo Título 42, “cero tolerancia”.

La política “cero tolerancia”, implementada por Donald Trump, otra medida cruel que empezó en 2018, consistía en proceder penalmente en contra de las personas que entraban a Estados Unidos de forma indocumentada y, como las niñas y los niños que venían con estas personas no podían estar en detención penal, justificaban la separación familiar. Tras la medida, se separó a por lo menos 3 mil 900 niñas, niños y adolescente; y en algunos casos actualmente no se ha efectuado la reunificación familiar. 

Tal vez te interese:  Paty Navidad muestra su apoyo a Trump; “Es la mejor opción para México”

OPINIÓN | MPP, una política inhumana

Separación familiar el caos inminente de las políticas anti inmigrantes

El 2 de febrero de 2021, Biden ordenó la creación de un comité especial para ver el tema de la separación familiar bajo la política de “cero tolerancia” y el gobierno estadounidense sostuvo un dialogo, hasta diciembre del año pasado, con las familias y sus representantes legales. Se propuso una compensación por los daños sufridos por la separación, sin embargo, después de recibir fuertes críticas de políticos del partido republicano; la administración Biden salió de las platicas, dejando a la deriva a las familias. 

Las expulsiones bajo Título 42 también son un ejemplo de esta tendencia a seguir políticas que impulsan la separación familiar o tienen como efecto secundario la separación de familias. Consiste en una provisión en la ley de salud de Estados Unidos; que utilizó la administración Trump para negar la entrada a personas huyendo de situaciones de violencia y persecución bajo pretexto de salvaguardar la salud pública. La implementación de esta medida al inicio de la pandemia de SARS COV-2, en marzo de 2020, significa la primera vez que se utiliza este estatuto como un pilar clave de la política migratoria del país y ha derivado en más de un millón de expulsiones desde territorio estadounidense. Biden sigue implementandola, poniendo en peligro a las familias con necesidades de protección internacional.

Biden, tiene la posibilidad de reparar el sistema de asilo estadounidense y eliminar las políticas que separan a las familias, además de reparar el trauma que creó la política “cero tolerancia” que ha perpetuado la separación familiar. No obstante, sigue implementando políticas restrictivas que separan familias y no hay indicios de que busque corregir las acciones del pasado.