9 recomendaciones de la Iglesia Católica para vivir la Navidad

Foto: Pixabay
En Navidad se destaca “el valor sagrado de la vida”, esta es una fecha sagrada porque representa el nacimiento del hijo de dios | Este Texto fue publicado originalmente en ACI Prensa
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La Navidad es la Solemnidad del nacimiento de Jesucristo, que es Dios hecho hombre para salvar a la humanidad. La Iglesia Católica propone una serie de recomendaciones para que los fieles podamos vivir correctamente esta importante fecha y profundizar en su significado.

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano publicó en 2002 un Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia. En el Capítulo IV, la congregación da algunos consejos para preparar los corazones para la llegada del Niño Jesús.

Tal vez te interese:  ¿Cuándo realmente nació Jesús? Y otras preguntas sobre la Navidad
Tal vez te interese:  ¿Qué significado tiene el árbol de Navidad?

1.- Profundizar en el don otorgado por Dios

La Santa Sede exhorta a profundizar que la Navidad es un “don que es expresión del amor infinito de Dios que ‘tanto amó al mundo que nos ha dado a su Hijo único’”.

Por ello, se debe valorar la “solidaridad con el hombre pecador, por el cual, en Jesús, Dios se ha hecho hombre” y que “el Hijo de Dios ‘siendo rico se ha hecho pobre’ para enriquecernos ‘por medio de su pobreza’”.

2.- Reflexionar sobre el valor de la vida

En Navidad se destaca “el valor sagrado de la vida” y “el acontecimiento maravilloso que se realiza en el parto de toda mujer, porque mediante el parto de María” nació el Salvador del mundo.

3.- Celebrar con sencillez

En el Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia, el Vaticano recomienda vivir esta celebración en un “clima de sencillez, y de pobreza, de humildad y de confianza en Dios, que envuelve los acontecimientos del nacimiento del niño Jesús”.

Además, indica que es importante profundizar en el valor religioso de la Navidad para que esta “no se convierta en terreno abonado para el consumismo ni para la infiltración del neopaganismo”.

4.- Cantar villancicos

En el texto, la Santa Sede subrayó que los villancicos son “instrumentos muy poderosos para transmitir el mensaje de alegría y paz de Navidad”, y por ello, recomiendan cantarlos en Nochebuena.

Puede encontrar algunas sugerencias AQUÍ.

5.- Leer en familia el relato del nacimiento de Jesús

El documento vaticano indicó que la Nochebuena es “una ocasión de oración de toda la familia; en ese sentido, recomienda leer “la narración del nacimiento de Jesús según San Lucas”.

También, exhorta a entonar “los cantos típicos de la Navidad” y que “se eleven las súplicas y las alabanzas, sobre todo las de los niños, protagonistas de este encuentro familiar”.

6.- Rezar ante el árbol de Navidad

La Santa Sede invita a que las familias recen entorno al árbol de Navidad, porque “independientemente de su origen histórico”, es “hoy un signo fuertemente evocador, bastante extendido en los ambientes cristianos; evoca tanto el árbol de la vida, plantado en el jardín del Edén, como el árbol de la cruz, y adquiere así un significado cristológico”.

“Cristo es el verdadero árbol de la vida, nacido de nuestro linaje, de la tierra virgen Santa María, árbol siempre verde, fecundo en frutos”, precisa el texto.

7.- Dar regalos a los pobres

En el documento, la Iglesia Católica refiere que “entre los regalos colocados bajo el árbol de Navidad no deberían faltar los regalos para los pobres: ellos forman parte de toda familia cristiana”.

8.- Compartir juntos la cena de Navidad

Otro gesto que sugiere el Vaticano es realizar una cena de Navidad, porque en ella “se manifiestan con toda su fuerza la firmeza y la alegría de los vínculos familiares”.

“La familia cristiana que todos los días, según la tradición, bendice la mesa y da gracias al Señor por el don de los alimentos, realizará este gesto con mayor intensidad y atención en la cena de Navidad”, asegura.

9.- Asistir a Misa

La Santa Sede invita a los fieles a asistir a la Misa de Nochebuena, porque esta “tiene un gran sentido litúrgico y goza del aprecio popular”.

Asimismo, destaca que al inicio de la Eucaristía se entona “el canto del anuncio del nacimiento del Señor, con la fórmula del Martirologio Romano”. Además, indica que en el momento de “la presentación de los dones para el ofertorio siempre habrá un recuerdo concreto de los pobres” y que la “oración de los fieles deberá asumir un carácter verdaderamente universal, incluso, donde sea oportuno, con el empleo de varios idiomas como un signo”.

“Al final de la celebración podrá tener lugar el beso de la imagen del Niño Jesús por parte de los fieles, y la colocación de la misma en el nacimiento que se haya puesto en la iglesia o en algún lugar cercano”, indica el Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia.