Programa “Quédate en México” para enviar a los solicitantes de asilo de USA a México regresará la próxima semana

Foto: Voz de América
Se espera que los migrantes afectados por Quédate en México tengan la opción de recibir la vacuna contra la Covid-19 | Con información de Axios
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los Protocolos de Protección al Migrante (MPP), programa también conocido como “Quédate en México”, a través del cual el expresidente Donald Trump hacia esperar a los migrantes con peticiones de asilo fuera del país mientras su caso se procesara volvería a entrar en vigor la próxima semana, informó Axios.

Esto quiere decir que los migrantes deberán esperar en México hasta sus audiencias en la corte de inmigración en Estados Unidos tengan lugar, esto siempre y cuando México los acepte.

Tal vez te interese:  Las 4 exigencias a Joe Biden sobre el programa Quédate en México que afectan a inmigrantes
Tal vez te interese:  Fiscal en Texas demanda al gobierno de Biden; pide restablecer "Quédate en México" ya

¿Qué cambios traerá el programa Quédate en México?

De acuerdo con el medio, la administración les ofrecerá a los migrantes afectados por Quédate en México la opción de recibir la vacuna Covid-19. Sin embargo, aún no está claro en qué punto del proceso los migrantes podrían recibir sus vacunas, esto podría ser:

  • Antes de ser devueltos a México
  • Cuando regresen a los Estados Unidos para su audiencia en la corte
  • En otro momento, mientras esperan

Por otro lado, el programa se restablecerá poco a poco, primero en El Paso y Brownsville, Texas; y en San Diego, California, informó el DHS.

La portavoz del DHS, Marsha Espinosa, dijo a Axios que para restablecer el MPP es necesario tener un acuerdo con el Gobierno de México. Al respecto Conexión Migrante consultó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) sobre el posible regreso del programa, sin embargo, no obtuvo respuesta.

Aún no está claro quiénes serán afectados por Quédate en México o cómo los funcionarios fronterizos decidirán quién será incluido en el programa; tampoco se sabe como afectarán a los grupos vulnerables.