Carlos Nieves, el Sargento de Policía que se salvó de morir en las Torres Gemelas

Los atentados del 9/11 permanecen en la memoria de quienes vivieron la desgracia en carne propia. Este Sargento es uno de ellos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Han pasado 20 años desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, una fecha conocida como el 9/11. Carlos Nieves, Sargento de la Policía de Nueva York, es uno de los sobrevivientes de esta tragedia.

Él respondió al llamado de emergencia junto con otros compañeros. Sin embargo, no todos corrieron con la misma suerte. “Algunos de los que fallecieron aquí eran conocidos míos”, dice.

Tal vez te interese:  Así recuerdan los estadounidenses los atentados terroristas del 11-S

Carlos Nieves habló con Voz de América por primera vez sobre lo que le pasó ese 9/11. Ese día, él buscaba a sobrevivientes en la torre norte cuando la segunda de las Torres Gemelas colapsó.

“Oímos el trueno y sentimos cómo se movía la tierra. Nunca miramos para atrás, nos echamos a correr. Yo creo que en menos de cinco segundos llegamos a la otra esquina”.

El Sargento y sus compañeros se refugiaron en un Burger King de la esquina de Liberty Street. Ahí se encontró con un bombero, quien apenas podía hablar al ver las dos Torres Gemelas derrumbadas.

“Cuando lo toqué me miró y no dijo nada. Yo le dije a él ‘¿te puedo ayudar?’. Y él me respondió y me dijo ‘me mandaron al camión, me mandaron al camión’. En ese momento él estaba sintiendo que su lugar era con sus compañeros”. Su capitán lo mandó al camión a buscar algo y, gracias a eso, él sobrevivió cuando se cayeron los edificios.

Carlos Nieves lamenta que no todos hayan tenido la misma suerte el 9/11

El 11 de septiembre de 2001 murieron 343 bomberos, 23 policías del Departamento de la Ciudad de Nueva York y 37 policías del Departamento de Puertos tras atender el llamado de emergencia.

Carlos Nieves sabe que quienes llegaron al llamado antes que él no tuvieron la oportunidad de huir.

“Me siento muy afortunado de estar aquí, porque fueron dos veces que yo creo que estuve muy cerca de fallecer”, cuenta a Voz de América.

Es por eso que lo sucedido el 9/11 continúa grabado en su memoria. Ahora, cada que acude al lugar donde antes se alzaban las Torres Gemelas sabe que no sólo es un espectador, sino un sobreviviente de esta tragedia que marcó a Estados Unidos.