21 de abril de 2024
DOLAR: $17.06
Search
Close this search box.
21 de abril de 2024 | Dolar:$17.06

La migra ya no podrá detener a las mujeres embarazadas o lactantes

Foto: Reuters / Voz de América
ICE sólo podrá detener a las mujeres embarazadas si su liberación esté prohibida por la ley o existan circunstancias excepcionales

Con el objetivo de tratar a todas las personas con respeto y dignidad y debido a la falta de interés público, el Gobierno de Estados Unidos anunció que evitaría detener a las mujeres migrantes indocumentadas que estén embarazadas, amamantando o en posparto.

A través de un comunicado, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) explicó que revocó una regla de la era Trump de 2017. Esta regla era la que permitía a la migra detener a migrantes en esas situaciones específicas.

Tal vez te interese:  EU impondrá restricciones de visa a mujeres embarazadas
Tal vez te interese:  Rocío Rebollar, la madre que ha vencido al sistema migratorio de USA varias veces

Por su parte, director interino de ICE, Tae Johnson, dijo que las mujeres embarazadas y las que acaban de dar a luz tienen “necesidades únicas”. Es por ello que la agencia no las detendrá a menos que “su liberación esté prohibida por la ley o existan circunstancias excepcionales”.

“Esto refleja nuestro compromiso de tratar a todas las personas con respeto y dignidad mientras seguimos haciendo cumplir las leyes de nuestra nación”, dijo Johnson.

Medida de ICE para detener a las mujeres embarazadas tiene excepciones

Antes de la presidencia Trump, ICE sólo evitaba detener a las mujeres migrantes embarazadas. Sin embargo, la orden de Biden incluue a las mujeres que están amamantando, lo que a menudo puede demorar más de doce meses.

Grupos pro inmigración acogieron con satisfacción el anuncio, pero señalaron que la directiva distingue entre el proceso de deportación y el proceso penal por delitos relacionados con la migración, esto significa que las mujeres embarazadas aún pueden ser detenidas en algunas circunstancias limitadas.

Eunice Cho, abogada senior del Proyecto Nacional de Prisiones de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), dijo en un comunicado que el anuncio era un “paso en la dirección correcta”, pero que todavía era necesaria una “supervisión sólida de los centros de detención”.

Notas relacionadas