Habitantes de las casas móviles, las víctimas de la ola de calor en Arizona

CBP avisa el calor que pueden sufrir los migrantes al cruzar la frontera
Los habitantes de casas móviles son una comunidad vulnerable que históricamente ha sido ignorada por sus viviendas | Con información de The Washington Post y BuzzFeed News
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los habitantes de las casas rodantes son de las personas más vulnerables ante la ola de calor que afecta a la zona oeste de Estados Unidos, pues poco pueden hacer para protegerse de las altas temperaturas.

Desde Canadá hasta California, una ola de calor sin precedentes ha dejado un gran número de muertos en un territorio asombroso. Tan sólo en la Columbia Británica, Canadá, se han registrado más de 500 muertes relacionadas con el calor. En Oregón, se han atribuido 95 muertes a temperaturas abrasadoras, así como unas 20 en Washington.

Tal vez te interese:  16 consejos de rescatistas para las personas que quieren cruzar la frontera
Tal vez te interese:  CBP avisa sobre el calor que pueden sufrir los migrantes al cruzar la frontera

Tan sólo en 2020, el calo mató a un récord de 520 personas en Arizona, el doble del total de muertes reportadas en el ámbito nacional por huracanes, incendios forestales, tornados, tormentas severas e inundaciones.

Los más vulnerables ante la ola de calor son niños, personas mayores o personas que viven solas sin aire acondicionado.

Además, de acuerdo con The Washigton Post, hay una comunidad vulnerable que históricamente ha sido ignorada, los habitantes de casas móviles.

De acuerdo con los registros, al menos 13 personas murieron en sus casas móviles en el condado de Maricopa, informó Patricia Solis, geógrafa y directora ejecutiva del Intercambio de conocimientos para la resiliencia en la Universidad Estatal de Arizona.

Miles más son vulnerables nuevamente este verano, ya que las temperaturas extremas están asfixiando partes del país.

Desafortunadamente, los esfuerzos de las autoridades para apoyar a este sector son pocos y las temperaturas continúan aumentando año con año.