Esto debes hacer si eres migrante y tu patrón retiene tus documentos

Foto: Especial
La ley establece que no hay ningún motivo para que el empleador retenga el pasaporte u otros documentos de un trabajador migrante
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los documentos de los trabajadores migrantes con visas H-2A, aquellos que se dedican al campo, son elementos personales e intransferibles que en todo momento deben estar en poder de su titular y es ilegal que los empleadores los retengan.

Sin embargo, pueden darse casos de abusos o retención de documentos, como los pasaportes, por parte de los empleadores.

Tal vez te interese:  Las 4 cosas que necesitas para trabajar en USA con una visa H-2
Tal vez te interese:  De la A a la Z; así funciona el proceso para obtener una visa de trabajo

Sin embargo, “algunos empleadores están usando la estrategia de quitarles el pasaporte a los trabajadores para evitar que se vayan del trabajo”, explica la guía práctica para trabajadores rurales temporarios elaborada por Legal Aid.

¿Qué puedo hacer si mi patrón retiene mi pasaporte u otros documentos?

En entrevista con Enlace Latino NC, abogados especialistas en derecho migratorio condenaron esta modalidad. Además, advirtieron que podría tratarse de una maniobra para obligar a personas a trabajar en contra de su voluntad.

En ese contexto, es importante subrayar que los trabajadores H-2A tienen derecho a renunciar a su empleo en cualquier momento que lo deseen.

El empleador, en rigor, sólo necesita ver los documentos del trabajador para completar formularios burocráticos. Luego de ese trámite, no hay ningún motivo para que el empleador retenga un pasaporte de un trabajador migrante H-2A

En el caso de que un empleador retenga los documentos de trabajadores H-2A, Legal Aid cuenta con una línea de ayuda en español.

Llamando al 1(800)777-5869 los trabajadores pueden recibir asistencia jurídica para recuperarlos.

Retención de documentos de los trabajadores H-2A: peligro de trata de personas

La Organización de las Naciones Unidas define a la trata de personas como “el reclutamiento, transporte, traslado o recepción de personas mediante la fuerza, el fraude o el engaño, con el objetivo de explotarlas con fines de lucro”.

La trata de personas es un delito de suma gravedad. En el ámbito rural, este delito se evidencia en empleadores que obligan a sus empleados a trabajar en contra de su voluntad.

Según Legal Aid, la confiscación por parte del empleador de los documentos personales puede ser una señal de trata.

En los Estados Unidos existe una línea gratuita con atención en español para denunciar casos de trata de persona. Si sospecha de trata, llame al 1-888-373-7888 o denuncie al 911 en caso de emergencia.

Por su seguridad, proteja sus documentos personales mientras permanezca en Estados Unidos. No se los preste a nadie. Tenga en cuenta que ceder su pasaporte puede poner en peligro su integridad física. Incluso puede ser utilizado por otras personas para cometer delitos en su nombre.