Los 7 dones del Espíritu Santo explicados por el Papa Francisco

Te contamos en qué consiste cada uno de estos dones del Espíritu Santo. | Foto: Cathopic.
Los 7 dones del Espíritu Santo nos ayudan en nuestro camino para encontrar paz y tranquilidad con nosotros mismos y con Dios Padre.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Dios es una verdad incuestionable de amor en la fe católica, ya que nos ama y siempre lo demuestra. Asimismo, comparte sus dones sobre nosotros por medio del Espíritu Santo.

Cabe destacar que Dios es como un Padre, ya que se comporta como tal y también nos ayuda a seguirlo. El claro ejemplo son  estos dones. Además, nos sirven para sentir su amor.

Tal vez te interese:  Conoce cuáles son los 12 frutos del Espíritu Santo según la Iglesia
Tal vez te interese:  ¿Quién es el Espíritu Santo y cómo nos ayuda?

Por su parte, el sacerdote Pedro Fernández Rodríguez asegura que los dones del Espíritu Santo vienen incluidos en el Sacramento del Bautismo. Y después en la Confirmación se pueden reforzar. No obstante, el desarrollarnos en la vida cristiana es una decisión personal.

El Catecismo de la Iglesia Católica establece que hay siete dones del Espíritu Santo:

  1. Sabiduría.
  2. Inteligencia.
  3. Consejo.
  4. Fortaleza.
  5. Ciencia.
  6. Piedad.
  7. Temor de Dios.

¿Quieres saber el significado de cada uno? El Papa Francisco se dio a la tarea de explicarlos en sus catequesis.

1. El consejo del Espíritu Santo

Cuando decidimos darle entrada y guardarlo en nuestro corazón, somos sensibles a la voz del Espíritu Santo. Además, empezamos a darle una orientación a nuestros pensamiento. De igual forma, podemos enfocar nuestras intenciones y sentimientos, de acuerdo con el corazón de Dios.

Asimismo, ayuda que podamos dirigir nuestra mirada interna rumbo a Jesús. Por lo que Él poco a poco se va convirtiendo en nuestra manera de actuar; así como relacionarnos con los hermanos y Dios Padre.

2. Entendimiento

El entendimiento tiene una estrecha relación con la fe. Una vez que el Espíritu Santo vive en nuestro corazón y dirige el rumbo de nuestra mente, vamos creciendo día con día. También comprendemos todo lo que el Señor ha dicho y hecho.

Si empezamos a leer el Evangelio con este don, podemos entender mejor la Palabra de Dios; comprender a Jesús y sus enseñanzas.

3. Sabiduría

La sabiduría es la gracia de ver cada cosa con los ojos de Dios, según lo dicho por el Papa Francisco. En otras palabras, es mirar el mundo, momentos, situaciones, ocasiones, problemas de acuerdo con la mirada del Señor. Simplemente, es fruto del conocimiento y la experiencia.

Por ejemplo, cuando coronaron a Salomón como el rey de Israel, él pidió que le dieran el don de la sabiduría. Así se explica en la Biblia.

la sabiduría es la gracia de poder ver cada cosa con los ojos de Dios. Es ver el mundo, ver las situaciones, las ocasiones, los problemas, todo, con los ojos de Dios. No se trata sencillamente de la sabiduría humana, que es fruto del conocimiento y de la experiencia.

En la Biblia se explica que Salomón, en su coronación como rey de Israel, pidió el don de la sabiduría.

4. Fortaleza

Hay hombre y mujeres que son fuertes y honrar a la Iglesia. Además, llevan adelante a sus familias, su trabajo, y sobre todo, su fe. Dichos cristianos viven una santidad oculta, es decir, el Espíritu Santo.

Nosotros también podemos pedirle y rogarle al Señor que nos dé el don de la fortaleza.

5. Ciencia

Dios está contento de su Creación, según se narra en el Génesis. Se destaca la belleza y la bondad de cada cosa que existe. Al final, se escribe: “Y vio Dios que era bueno”.

Asimismo, Dios piensa que la creación es algo bueno y realmente hermoso. Nosotros también debemos tener esa actitud. Aquí entra el don del Espíritu Santo de la ciencia que nos ayuda a ver todo con belleza.

6. El Espíritu Santo nos muestra el significado de la Piedad

Este don nos indica un vínculo profundo con Dios. Además, nos muestra como una pertenencia. Este vínculo nos une con él y le da sentido a la vida. Él nos ayuda incluso en los momentos más complicados.

Esta es una relación amistosa con Dios, ya que nos cambia nuestra vida. Ahora, es diferente y llena de alegría.

7. Sentir el Temor de Dios con el Espíritu Santo

Es importante destacar que no se trata de sentir miedo de Dios, ya que Él es nuestro Padre. Nos ama profundamente y quiere que nos salvemos. Siempre nos está perdonando.

Este don nos recuerda que somos pequeños ante Dios y todo el amor que nos da. En resumen: el abandono en la bondad de Dios que nos ama.