Esto pasa cuando detienen a menores no acompañados en la frontera

Esto pasa cuando detienen a menores no acompañados en la frontera
Los menores no acompañados siguen cruzando la frontera entre Estados Unidos y México en busca de tener una mejor calidad de vida.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Actualmente, los menores no acompañados los únicos migrantes que pueden pedir asilo en Estados Unidos. Desde principios de año, muchos han cruzado la frontera. Algunos escapan de la delincuencia y la violencia de sus países. Por lo que esperan tener una vida más segura en Estados Unidos.

Tal vez te interese:  El paso a paso sobre la salida de menores no acompañados

Sin embargo, las cifras reflejan que se están sobrecargando los centros de detención federales en Estados Unidos. Por ejemplo, 19 mil menores no acompañados llegaron en marzo pasado a la frontera de Estados Unidos con México.

“Cuando los niños cruzan la frontera, a menudo se entregan a la policía fronteriza. Son procesados por la Patrulla Fronteriza. Luego ellos tienen la responsabilidad de garantizar su seguridad, su protección y entregarlos a la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos”, dijo Dylan Corbett, Director Regional del Instituto Fronterizo Hope.

Trato hacia los menores no acompañados

Asimismo, las autoridades tienen la obligación de tratar a estos menores de una manera diferente que a los adultos o a las familias. Además, la administración de Joe Biden ha tenido problemas cumpliendo con el límite de tres días para retenerlos en los centros de detención.

“En la década de los 90 hubo una demanda que resultó en el Acuerdo Judicial Flores. Esta fue una demanda que se presentó en nombre de los niños, quienes se encontraban en centros de detención regulares junto a otros adultos. Estaban por un tiempo largo, incluso meses”, aseguró Becky Wolozin, abogada de inmigración del Centro de Justicia de Asistencia Legal.

Este caso se presentó a nombre de uno de los menores no acompañados, ya que de acuerdo con la abogada no es apropiado tener a los niños en una cárcel.

El gobierno de Joe Biden está ampliando las instalaciones de acogida de menores. Acondicionó bases militares, centros de convenciones y complejos hoteleros para recibirlos.

¿Qué pasa con los menores no acompañados cuando llegan a la frontera?

Una vez que están bajo la custodia del Departamento de Servicios Humanos y de Salud, los menores pasan a manos de algún familiar. O bien las organizaciones sin ánimo de lucro los cuidan durante un tiempo determinado.

“Podemos ofrecer ese servicio a los niños porque realmente creemos que todos los niños merecen un lugar seguro y amoroso al que puedan llamar hogar. Al menos hasta que puedan reunirse con sus familias”; dijo Tawnya Brown, directora de Bethany Christian Services.

De igual forma, algunos estadounidenses se ofrecen como padres sustitutos y cuidan de los niños. Algunos llegan con varios traumas después de cruzar la frontera.

“Me he dado cuenta que cuando llegan, solo hay cierta cantidad de cosas que pueden procesar, recordar y manejar”, comentó Kim, madre de acogida de Pensilvania.

Generalmente, cuando llegan los menores no acompañados solamente traen ropa en una bolsa. Por lo que los padres de acogida tienen que ir a comprar más.

Debido a la pandemia, la administración de Donald Trump suspendió la consideración de todas las solicitudes de asilo. Sin embargo, Joe Biden mantuvo la figura del título 42, pero los menores están exentos.