Las 6 diferencias entre una carta poder y un poder notarial

Foto: AP / Voz de América
La carta poder puede conseguirse en cualquier papelería, y en algunos casos debe ser confirmada por un notario, es decir tiene menos poder
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Aunque la carta poder y el poder notarial sean documentos parecidos, debes saber que tienen varias diferencias, la primera y más importante es el tipo de poder que confieren, pues no es lo mismo dar autorización para hacer un trámite que para realizar un acto jurídico.

Sabemos que puede sonar complicado, es por eso que en Conexión Migrante te explicamos cuáles son las diferencias entre una carta poder y un poder notarial.

Tal vez te interese:  Tramita una carta poder desde USA, te decimos qué hacer
Tal vez te interese:  Tramita un poder notarial desde USA, te decimos cómo hacerlo

¿Cuáles son las diferencias entre una Carta Poder y un Poder Notarial?

  1. El tipo de poder: la carta poder puede conseguirse en cualquier papelería, y en algunos casos debe ser confirmada por un notario. Por el contrario, el poder notarial desde el principio ya tiene validez para que una persona realice diferentes actos en tu representación.
  2. La carta poder se usa para asuntos específicos, sencillos y de actuación limitada. El poder Notarial para un litigio, en la administración de un negocio, en la compra y venta de bienes
  3. Los requisitos para tramitarlos: La carta es un documento reconocido por el Código Civil Federal y se necesitan de dos testigos para hacerla válida. Como su nombre lo indica, el poder notarial es un documento avalado por un notario público y no necesitas nada más para hacerla válida.
  4. El costo: A menos que sea avalada por un notario, la carta poder no tiene un costo en sí, mientras que el costo del poder notarial puede variar, por ejemplo, en los consulados el costo es de más de 100 dólares.
  5. Mientras la carta poder sólo se entrega a personas físicas, el poder notarial se puede emitir para empresas o personas morales.
  6. La duración: Es necesario que la carta poder tenga una fecha de vigencia. Mientras que el poder notarial dura hasta que se le quite el poder al apoderado o una de las dos partes fallezca.