Nada detiene a las remesas, alcanzan nuevos niveles máximos en marzo

Foto: Reuters / Voz de América
El promedio de dinero enviado desde Estados Unidos a México por concepto de remesas durante marzo de 2021 se ubicó en 370 dólares.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Gracias al trabajo de los mexicanos en el exterior, durante marzo de 2021 México recibió 4 mil 152 millones de dólares por concepto de remesas familiares, un aumento del 2.6% respecto al mismo mes de 2020, informó el Banco de México.

A un año del inicio de las restricciones sanitarias por la pandemia, las remesas en marzo de 2021 imponen un nuevo máximo histórico. Esta cantidad superó el récord anterior que fue de 4 mil 45 md en marzo de 2020.

Tal vez te interese:  Jalisco, Michoacán y Guanajuato, los estados que recibieron más remesas en 2020
Tal vez te interese:  Transferencias electrónicas acaparan el 99% del mercado de las remesas

En total, en marzo de 2021 se contabilizaron 11.2 millones de operaciones para el envío de remesas. El promedio de dinero enviado desde Estados Unidos se ubicó en 370 dólares.

Sin embargo, es importante detallar que en marzo de 2021 rompió la racha de crecimiento a doble dígito, la cual abarco desde septiembre de 2020 a febrero de 2021.

Cabe destacar que esto se debe a las restricciones por la pandemia y a la excelente respuesta de los paisanos, en marzo de 2020 el envío de dinero aumentó 35.1% respecto a 2019. Así, si se compara el dato de 2021 contra el de 2019, el incremento de las remesas fue de 38.7%.

En los últimos dos años, sólo en noviembre de 2019 y en abril de 2020 se han reportado caídas en el ingreso de divisas a México.

En tanto, BBVA Research destacó la importancia de las remesas para la economía de México, a tal grado que

  • 5 de cada 100 hogares recibieron estos recursos,
  • Podrían llegar a representar 3.8% del PIB nacional,
  • Superaron a los ingresos de divisas por IED, turismo y exportación de petróleo crudo, y
  • En Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Zacatecas y Nayarit, las remesas podrían equivaler a más de 10% de su PIB estatal.