23 de junio de 2024
DOLAR: $18.24
Search
Close this search box.
23 de junio de 2024 | Dolar:$18.24

Activistas alertan sobre el cierre de la frontera Sur de México

Miembros de la Guardia Nacional resguardan la frontera México-Guatemala. | Foto: Ángeles Mariscal / La verdad Juárez.
El cierre de la frontera Sur de México y el despliegue del ejercito son medidas preocupantes para los migrantes. Activistas en conjunto de varias organizaciones han denunciado la narrativa violenta de estas medidas y cómo afectan a los migrantes que huyen de su país en busca de protección internacional.

Hasta hace unos pocos días el Instituto Nacional de Migración (INM) anunció en un boletín que el Gobierno de México desplegaría las fuerzas armadas en la frontera norte y sur. Lo anterior, con el supuesto objetivo de proteger a las infancias migrantes y salvaguardar la frontera sur de México del crimen organizado.

Sin embargo, a pocos días de esto múltiples organizaciones han alertado sobre el peligro de este tipo de medidas. Pues se tal pareciera que México le está cerrando las puertas a los migrantes, cuyo único modo de vivir es escapando de sus países. El hecho de que muchos sean devueltos a sus países sin seguir un protocolo o normas establecida, habla ya de la arbitrariedad de estas medidas.

Tal vez te interese:  Cierre de frontera entre México y USA se extiende hasta abril

Los activistas enuncian a través de un comunicado:

“Derivado de las actividades de monitoreo de las organizaciones de la sociedad civil desde la entrada en vigor de la normativa que establece que los NNA y sus familias no serán sujetos de detención migratoria, hemos identificado deficiencias y vacíos que resultan en violaciones a derechos humanos.”

¿Por qué migrar no es un delito?

Los activistas denuncian que no hay lineamientos bien establecidos. Además, existe una mala coordinación entre los grupos de trabajo y peor aún, no existe hasta el momento ningún dictamen de la Secretaria de Salud que certifique que se debe restringir el acceso a extranjeros por vía terrestre.

Sumado a esto, recalcan que la migración es el resultado de múltiples problemáticas sociales que afectan a Centroamérica, y que deportar sin considerar quienes son elegibles para solicitar asilo va contra lo predica el INM respecto a la defensa de los derechos del migrante.

Ante esto, declaran

“Es preocupante que sigan vigentes las restricciones por salud pública en la frontera terrestre Estados Unidos-México bajo la orden del Título 42 dictada por el Centro de Control de las Enfermedades, que niegan la posibilidad de buscar protección en EEUU, y que el gobierno mexicano replique esas restricciones”

Obstaculizar el transito de las personas que buscan protección internacional es una violación a los derechos humanos. Por lo que exigieron al Gobierno de México lo siguiente:

  1. Garantizar el derecho a la movilización y a la solicitud de asilo.
  2. Reconocer las causas estructurales del desplazamiento de los migrantes.
  3. Eliminar toda medida de contención migratoria que afecta directamente la economía de la frontera Sur.
  4. Crear lineamientos, protocolos y manuales de operación para la implementación efectiva de la Ley de Migración vigente, la cual prohíbe estrictamente la detención de los NNA y sus familias. A esto, también se demandó que las instituciones tuvieran el material necesario para salvaguardarlos de ser necesario.
  5. Modificar las narrativas, los migrantes no son enemigos, por tanto evitar que los medios estigmaticen y criminalicen a los migrantes es parte de esta modificación.

Por otro lado solicitaron al gobierno estadunidense que implementara un calendario por el que informara cuando y como restaurará el derecho a asilo. Sobre todo, que esta información esté disponible para las organizaciones en ambos lados de la frontera.

Tal vez te interese:  AMLO asegura que ha disminuido el flujo de migrantes en la frontera sur

Notas relacionadas