Policías implicados en la masacre de Tamaulipas confiesan su crimen

Masacre en Tamaulipas: Concluye identificación de migrantes guatemaltecos
Los policías confesaron haber matado a 19 migrantes en Camargo, Tamaulipas. Sin embargo, niegan haberlos quemado y desmembrado. La Fiscalía de Tamaulipas continúa investigando los hechos, mientras congresistas guatemaltecos esperan que el caso se resuelva con justicia por parte del gobierno mexicano. Con información de EL PAÍS.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las autoridades mexicanas continúan investigando la masacre en Tamaulipas, la cual sucedió el 22 de enero en Camargo. Como consecuencia se aprehendió a 12 policías involucrados con el evento, quienes confesaron haber asesinado a los 19 migrantes.

Sin embargo, ellos niegan haber desmembrado y quemado los cuerpos, lo que deja con muchas incógnitas sueltas de tan lamentable hecho. Lo anterior se sabe gracias a un grupo de congresistas de Guatemala.

Actualmente, los parlamentarios guatemaltecos se encuentran en México, ya que se reunieron con las autoridades mexicanas para dar un seguimiento puntual sobre el progreso en las investigaciones de la masacre de 19 migrantes en Tamaulipas. Los hechos ocurrieron cerca de la frontera con EE.UU.

“Lo que nos han explicado es que los policías ya han aceptado que ellos mataron a los migrantes. Lo que no han aceptado ellos es que los quemaron y que los desmembraron. Ese es un tema muy complicado porque están desmembrados y quemados. Es algo horrible. Esto aparentemente podrían haber sido ya grupos locales”, dijo Carlos Barreda, diputado jefe de la bancada del partido opositor Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

A inicios de febrero la Fiscalía de Tamaulipas indicó que había 12 policías involucrados en la matanza, todos pertenecían a un grupo de élite. Cabe destacar que todos ellos acusados de homicidio, abuso de autoridad y falsedad en sus informes.

Sin embargo, pese a que brindó una entrevista al medio EL PAÍS, éste dijo que el diputado evitó brindar los detalles que dieron los policías sobre el crimen.

Además, Barreda y sus colegas recibieron información en esta semana sobre el caso. Dicho lo anterior, se tiene la teoría de que hubo una pelea entre los coyotes (quienes llevaban a los migrantes) y los policías.

“Aparentemente, en el área de Camargo, en Tamaulipas, hay una zona de distensión entre dos carteles”, el del Noreste y el del Golfo, explica. Lo anterior, de acuerdo con la información que tienen.

Barreda expresó que existe la posibilidad de que los guatemaltecos se fueran de la zona del confrontamiento. De esta manera, se vieron vulnerados al entrar en una zona más peligrosa, el cual pudiera haberse dado una balacera.

Después de brindar esta información, los congresistas guatemaltecos se impactaron de ver que los agentes de policía recibirían defensa legal por parte de abogados privados, según sus informaciones.

“No sé quién les está pagando la defensa cuando, si eran policías, lo más probable es que tuvieran una defensa pública”, ha dicho.

Tal vez te interese:  Identifican a cuatro de los 19 calcinados en Camargo, Tamaulipas

México coopera, pero hay muchas interrogantes

Se reunieron en la Ciudad de México, Barreda y ocho congresistas de su partido con legisladores, con el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño, y con el director general de América Latina y del Caribe de la Secretaría de Cancillería mexicana, Martín Borrego. Asimismo, tuvieron una junta virtual con el fiscal de Tamaulipas, Irving Barrios.

De acuerdo con Barreda, el primer paso era dirigirse al lugar donde se produjo la masacre de migrantes, en Camargo. Posteriormente conocer las novedades de la investigación del lugar. Sin embargo, no pudo ser posible por temas de seguridad, ya que Mario Búcaro, embajador guatemalteco tuvo que retirarse del estado, tras recibir amenazas.

“Tuvo que salir rápido de Tamaulipas hacia Monterrey, en bus, porque al hotel donde él estuvo estuvieron llegando, intimidándolo”, confirmó.

Por otro lado, los parlamentarios exigieron que se haga justicia del crimen y que no se desamare a las familias de las víctimas. Por esta razón, el comisionado del INM, recalcó este lunes su compromiso con la justicia informando que el Gobierno mexicano pagará los gastos de repatriación de los migrantes.

“La fecha dependerá de la Fiscalía porque los restos son una prueba y hasta que no hayan concluido todo lo que tengan que hacer, no pueden entregarlos” mencionó, Mario Galvéz, de la comitiva guatemalteca del departamento de San Marcos. De ahí provenían casi todos los guatemaltecos asesinados.

Hasta el momento sólo queda esperar, los parlamentarios volvieron a Guatemala. Pero quieren creer que el crimen no quedará sin justicia.

“Vemos que en todos los diputados ha pegado mucho el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador que dice que esto no va a ser un nuevo San Fernando” dijo Barrera.

“El manejo político del tema ha sido decirnos que van a hacer su esfuerzo y que el peso de la ley va a caer y que están dispuestos a reparar a las familias y que hablemos de una agenda de trabajo para que esto no pueda suceder”

Tal vez te interese:  ‘No pueden ser estadística’: Iglesia pide esclarecer masacre de migrantes en Tamaulipas