USA regresa al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

USA regresa al Consejo de Derechos Humanos de la ONU
Anteriormente, el expresidente Trump renunció al Consejo en 2018 acusándolo de “parcialidad antisemita crónica”. Hoy el secretario de Estados indicó por medio de un comunicado que EE.UU. se reintegrará a él. Con información de VOA Noticias.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este lunes el Departamento de Estado de USA expresó que el país regresará a formar parte del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU), al cual renunció en el 2018 cuando Donald Trump era presidente.

A través de un comunicado, el secretario de Estado Antony Blinken dijo que esto se debe a los intereses del presidente Joe Biden.

“El uso efectivo de herramientas multilaterales es un elemento importante de esa visión, y en ese sentido, el presidente ha instruido al Departamento de Estado a reintegrarse inmediatamente y de forma robusta con el Consejo de Derechos Humanos de la ONU” dijo, Blinken.

Anteriormente, el expresidente Trump renunció al Consejo en 2018 acusándolo de “parcialidad antisemita crónica”.

Tal vez te interese:  EU anuncia su salida del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

USA y el Consejo de Derechos Humanos

En el comunicado se agregó que USA reconoce que “el Consejo de Derechos Humanos es un cuerpo imperfecto”. Sin embargo, el funcionario reconoció que se puede reformar.

“Sin embargo…nuestra retirada en junio de 2018 no hizo nada para alentar cambios significativos, y en su lugar creó un vacío de liderazgo de EE.UU. que los países con agendas autoritarias han usado en su ventaja”.

Cabe destacar que el comunicado afirma que “cuando funciona bien, el Consejo de Derechos Humanos saca a relucir a los países con los peores historiales de derechos humanos y sirve como un foro importantes para los que luchan contra la injusticia y a tiranía”.

“El Consejo”, expresó Blinken, “puede ayudar a promover las libertades fundamentales en todo el mundo, como las libertades de expresión, asociación y reunión, y religión o credos, así como los derechos fundamentales de las mujeres, las niñas, las personas LGBT y otras comunidades marginadas”.

Dijo que “para abordar las deficiencias del Consejo y asegurar que esté a la altura de su mandato, Estados Unidos debe estar en la mesa usando todo el peso de su liderazgo diplomático”.

Estados Unidos regresará de vuelta al Consejo y participará activamente en él como observador. Lo anterior con la intención de poder participar en el foro; en las negociaciones y proponer soluciones con otros países

“Consideramos que la mejor forma de mejorar el Consejo es integrarse a él y  con sus miembros desde una posición de principios. Creemos fuertemente que cuando Estados Unidos se integra constructivamente con el Consejo, junto con nuestros aliados y socios, el cambio positivo está al alcance”.

Tal vez te interese:  #NegocioMortal: ONU y México lanzan campaña internacional contra tráfico de migrantes