CBP usará datos biométricos para confirmar la identidad y el tiempo de estancia de las personas

La CBP tomará fotos de reconocimiento facial y muestras de ADN a los inmigrantes. | Foto: @CBPSouthTexas.
La CBP dice que utilizará este método para proteger a Estados Unidos de posibles amenazas. Una de ellas, dice, es la entrada "ilegal" al país. Con información de Mundo Hispánico.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este viernes, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) anunció que expandirá el uso de los datos biométricos de quienes entren a Estados Unidos. Su objetivo es usar estos datos para confirmar la identidad de las personas y verificar su tiempo de estancia en el país.

A través de un comunicado, la CBP aseguró que tomará estas medidas para cuidar el territorio norteamericano de diferentes amenazas. Entre ellas destacan el terrorismo y el crimen organizado. En su comunicado, también se incluye el “ingreso ilegal” al país como una amenaza.

La agencia asegura que usará los desarrollos tecnológicos para proteger a su país de estos peligros. Uno de estos desarrollos es la toma de datos biométricos por medio del reconocimiento facial.

Tal vez te interese:  Arresto de niños migrantes aumentaron en la frontera: CBP

La CBP utilizará esta herramienta para verificar la identidad de quienes cruzan la frontera de Estados Unidos. De esta forma, reducirá la necesidad de comprobar este dato por medio de documentos físicos de viaje.

“Esto llevará a un proceso de ingreso más seguro y sin fallas”, dice el comunicado.

Por otro lado, la agencia asegura que los datos biométricos también servirán para vigilar que las personas estén en el país solamente por el tiempo que se les tiene permitido. Sin embargo, en el comunicado no se aclara cómo es que se utilizará este método. Sólo se señala que la estrategia estará vigentes desde 2021 hasta 2026.

La CBP criminaliza a los migrantes

Desde enero de 2021, la CBP y ICE tienen permitido tomar muestras de ADN de los migrantes que han sido detenidos en distintos puntos de la frontera. Quienes se nieguen a esta medida, tienen que enfrentar cargos legales frente a una corte.

Desde que se publicó la noticia, abogados de migrantes y grupos de derechos civiles han levantado quejas al respecto. En ellas, alegan que la administración Trump sólo criminaliza los procesos de inmigración con este tipo de medidas.

Aun así, la CBP ya comenzó a tomar los datos biométricos de migrantes en el Sector Detroit, Michigan, y en el Puerto de Entrada Eagle Pass, en Texas. Se espera que, en los próximos 3 años, esta recolección de datos se extienda por toda la frontera de Estados Unidos.

Mientras tanto, el Departamento de Seguridad Nacional tiene planeado pedir escaneos oculares, impresiones de voz, muestras de ADN y fotografías para reconocimiento facial a quienes hayan solicitado beneficios de inmigración como Green Cards o permisos de trabajo.

Con información de Mundo Hispánico.