¡Victoria! CBP pagará a mujeres detenidas por hablar en español

CBP logra acuerdo con mujeres a las que arrestó injustamente ACLU
“Nos enfrentamos al gobierno porque hablar español no es una razón para tener un perfil racial y ser acosado”, dijo una de las afectadas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Ana Suda y Martha “Mimi” Hernández, las dos ciudadanas estadounidenses que fueron detenidas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) por hablar español mientras compraban en una tienda llegaron a un acuerdo económico en su demanda contra la administración Trump, informó ACLU Montana.

Los hechos por los cuales las afectadas demandaron al gobierno tuvieron lugar el 16 de mayo de 2018 en Havre, Montana.

De acuerdo con las demandantes, el agente de la CBP Paul O’Neill las escuchó hablar en español mientras estaban formadas en una tienda.

Tras escucharlas, el agente les preguntó a las mujeres dónde habían nacido. Respondieron Texas y California, respectivamente.

Posteriormente, el agente les ordenó mostrar una identificación e inmediatamente presentaron sus licencias de conducir válidas de Montana.

A pesar de no haber cometido ninguna falta, O’Neill decidió detenerlas en el estacionamiento durante 40 minutos. Fue ahí cuando Ana Suda comenzó a grabar.

Tras ser cuestionado por el arresto, el oficial O’Neill dijo que era “porque estaban hablando español, lo cual es muy inaudito aquí (en montana)”.

Tal vez te interese:  ¿Cómo leo una orden judicial y una orden de registro? No te dejes engañar

No es el único abuso cometido por la CBP

A través de un comunicado, ACLU Montana detalló que la demanda permitió revelar racismo sistémico de la CBP en la frontera norte de Estados Unidos.

En tanto, la CBP no admitió responsabilidad alguna y expresó que “la abrumadora mayoría de sus funcionarios realizan sus funciones con honor y distinción”.

Sin embargo, ACLU dijo que los agentes de la unidad administrativa local de la CBP, en el “Sector Havre”, han atacado repetidamente a personas latinas sin justificación, a menudo en función de su raza.

Además, los agentes de la CBP admitieron que rutinariamente perfilan a personas no blancas en el sector de Havre.

La evidencia descubierta en la demanda también reveló que O’Neill era miembro del ahora desaparecido grupo de Facebook “I’m 10-15” donde los agentes de CBP bromeaban sobre la muerte de los migrantes.

“Nos enfrentamos al gobierno porque hablar español no es una razón para tener un perfil racial y ser acosado”, dijo Ana Suda.