Millones en EEUU estarán bajo vigilancia por planes migratorios de Trump

Millones en EEUU estarán bajo vigilancia por planes migratorios de Trump
Defensores de derechos humanos alertan de la "vigilancia continua" a millones por plan de toma de datos biométricos a migrantes. | Con información de EFE.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Donald Trump tiene el plan de ampliar la recopilación de datos biométricos de migrantes, es decir, se incluirán escaneos oculares, impresiones de voz, muestras de ADN y reconocimiento facial. Estas acciones crearán una vigilancia continua a millones de extranjeros en Estados Unidos, sus familias e incluso sus hijos no nacidos.

La propuesta permite a USCIS expandir la cantidad de datos personales que se toman a los migrantes que realizan procesos como solicitudes de residencia permanente, peticiones familiares y de autorización de empleo, entre otros.

“Esta dramática expansión impactará a cerca de seis millones de personas en Estados Unidos cada año”, dijo a Efe Jorge Loweree, director de políticas del American Immigration Council (AIC).

Cabe destacar que la propuesta se lanzó en septiembre pasado. Los defensores de los derechos de los migrantes alzaron la voz y calificaron la iniciativa como una política inquietante.

Organizaciones y su preocupación por la vigilancia de planes migratorios de Trump

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) y la Immigration Defense Clinic at Colorado Law School hicieron varios comentarios en oposición a la regla. El objetivo era tratar de detener la aplicación.

Según las organizaciones, estos nuevos requisitos crean retrasos burocráticos. Además, amenazan con desarrollar un estado de vigilancia de “investigación continúa” para los no ciudadanos y sus familiares. Es importante destacar que esta medida va contra los derechos constitucionales de los migrantes.

Tal vez te interese:  EEUU ya puede recolectar ADN de migrantes sin antecedentes criminales

En los comentarios públicos, las organizaciones argumentan que la Cuarta Enmienda de la Constitución brinda protecciones contra la intrusión ilegal sobre los derechos de privacidad. Asimismo, estas protecciones se aplican a ciudadanos y no ciudadanos por igual.

Actualmente, se toman huellas dactilares. La nueva propuesta permitiría al DHS realizar escaneos del iris, registrar huellas de la palma de la mano e impresiones de voz.

Con información de EFE.