Incendio forestal avanza rápidamente al norte de Los Ángeles

Bomberos combaten un incendio forestal cerca del área de Lake Hughes en el Bosque Nacional de Los Ángeles. Foto: AFP
El incendio comenzó la noche de ayer. Hasta ahora, el cuerpo de bomberos de Los Ángeles no ha podido contener el fuego. Varios hogares ya fueron desalojados.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Desde la tarde del miércoles, el equipo de bomberos se encuentra combatiendo un incendio forestal en Los Ángeles. El incendio ya consumió al menos 4 mil hectáreas de vegetación al norte de ciudad y provocó la evacuación obligatoria de 500 hogares.

El fuego inició a las 3:38 pm cerca de Lake Hughes, en el Bosque Nacional de Los Ángeles, a unos 70 kilómetros al norte de la ciudad. Sin embargo, poco a poco se fue extendiendo.

La columna de humo creció tanto que podía verse a kilómetros de distancia del lugar del incidente.

Según un informe del Angeles National Forest, los bomberos todavía no logran contener el incendio.

Tal vez te interese:  UNAM realizará jornada informativa sobre derechos de los migrantes en L.A.

Desde la noche de ayer, más de 300 bomberos, apoyados con aviones y helicópteros, están intentado apagar el fuego.

El día de hoy, el departamento de bomberos de la ciudad continúa sus labores con ayuda del Departamento del Sheriff, la Patrulla de Caminos de California, el Departamento de Obras Públicas de Los Ángeles y la Cruz Roja.

Sin embargo, las condiciones del lugar dificultan el trabajo por las altas temperaturas y los vientos.

Daños a estructuras y desalojos por el incendio

Aunque no se han reportado víctimas humanas, el departamento de bomberos de Los Ángeles informó que 3 estructuras residenciales fueron destruidas por el incendio.

Además, se ordenó el desalojo de 500 hogares más por el riesgo en el que se encontraban sus habitantes.

Tal vez te interese:  Iglesia de California busca construir estatua para los migrantes

Los incendios forestales en California se han hecho cada vez más frecuentes y más graves durante los últimos años.

En parte, los expertos han atribuido este fenómeno al cambio climático y a su acelerado avance.

En noviembre de 2018, el llamado Camp Fire devastó el norte de California. Catalogado como el más mortífero en la historia del estado, afectó unos 600 kilómetros cuadrados y mató a 86 personas.

Con información de Univision.