49° F

Los Angeles,
California
Tipo de cambio
Dolar:$18.64
Euro:€20.36
LOS ANGELES, CA  [simple-weather location="Los Angeles, Usa" days="2" night="yes" units="imperial" text_align="right" display="block" style="large-icons"]
05 de febrero de 2023
CONTACTO: +52 55 5211 5814
REDES

Conoce a Mauricio Luna, el Cristo de Iztapalapa en 2020

Conoce a Mauricio Luna, quien representará al Cristo de Iztapalapa 2020
Mauricio tiene los pies en la tierra, sabe que personificar a Cristo es una gran responsabilidad, pero también es temporal.

Luego de postularse dos años seguidos, Mauricio Luna Reyes ganó el lugar para protagonizar la 167 representación de la pasión, muerte, ascensión y resurrección de Cristo en Iztapalapa.

Tal vez te interese:  Por Covid-19, Pasión de Cristo en Iztapala será a puerta cerrada

Mauricio es originario del Barrio del San Ignacio, uno de los ocho barrios de Iztapalapa. Tiene 19 años, mide 1.82 metros y estudia Ciencias del Deporte.

Desde 2014, ha participado en esta tradición como hebreo, sirviente de Pilatos, apóstol Juan Pablo, arcángel Gabriel y sirviente de la última cena.

“Para mí, Cristo significa varias palabras: amor, mucha fe y humildad”, dijo Mauricio Luna, en entrevista para Conexión Migrante.

Para Mauricio, representar a Cristo es un respeto que le debe a todo el pueblo de Iztapalapa.

“Al principio, cuando empecé a participar me di cuenta que Cristo es el centro de atención de todos los niños de Iztapalapa. Al inicio, en ningún momento pensé que me iba a postular por el papel. Después, empecé a tener cercanía con el papel y en cuanto cumplí 18 años, me postulé”, confesó Mauricio.

Tal vez te interese:  Por Covid-19, Pasión de Cristo en Iztapala será a puerta cerrada

Entrenamientos físicos y espirituales

Para ser el Cristo de Iztapalapa se necesita una preparación tanto física como espiritual, por lo que Mauricio empezó a entrenar desde el 14 de enero, en el Cerro de la Estrella. Jaime Domínguez, Secretario del Comité Organizador, es el encargo de los entrenamientos.

Lleva 132 horas de entrenamiento, 110 kilómetros corriendo y 11 kilómetros cargando la cruz, según cifras, del jueves 5 de marzo, proporcionadas por el mismo.

Por las tardes, martes y jueves recorre 1 kilómetro con la cruz de 75 kilos. Después, corre 4 kilómetros. Miércoles y viernes carga un tronco que pesa entre 40 y 45 kilos y recorre un 1 kilómetro. Al finalizar, corre 4 kilómetros. Estos entrenamientos duran 2 horas por día.

Los domingos asiste a misa, tiene pláticas de misticismo y retiros espirituales. Además, ese día ensaya las caídas y azotes.

La cruz Mauricio cargará pesa 90 kilos y está hecha de madera de pino. Mide 9 centímetros de grosor, 20 centímetros de ancho y de largo 6.4 metros por 3.40 metros.

Con los pies en la tierra

Mauricio está aterrizado en la realidad, sabe que personificar a Cristo es una gran responsabilidad, pero también es temporal.

“Es importante tener humildad para representar el papel. Al final, cuando todo acabe, regresaré a ser Mauricio Luna Reyes”, aseguró.

Uno de los requisitos para personificar a Cristo es correr con los gastos personales, es decir, tendrá que pagar su vestuario, cruz, corona, etcétera. El Comité Organizador no establece una cuota mínima, cada quien gasta lo que puede, de acuerdo a sus posibilidades económicas.

Tal vez te interese:  Conoce a Mauricio Luna, el Cristo de Iztapalapa en 2020
”]

Familia

Cuando quedó electo, su familia se puso muy contenta y compartió su emoción.

“Están muy cerca de mí en la parte sentimental. No hay mejores personas para entender tu dolor que tus propios padres”, compartió.

Mauricio piensa que Cristo era humano a pesar de la divinidad que tenía para salvar a los heridos porque sufrió al final de todo el Viacrucis.

“Pudo salvarse de la muerte, pero no lo hizo porque quería salvarnos de nuestros pecados. Uno lo sufre y le duele, pero lo que vivió él fue real”.

Mauricio es muy disciplinado en sus entrenamientos y sigue preparándose para el Viacrucis de Semana Santa, ya que las cruces de la representación pesan de 90 a 95 kilos aproximadamente.

Actualización. Esta entrevista se realizó a inicios de marzo, varios días antes de que se registrara el primer caso de coronavirus en México, también se realizó antes de que las autoridades de Iztapalapa anunciaran que el viacrucis sería a puerta cerrada.