PERSPECTIVAS | El T-Mec no será el motor de la economía PERSPECTIVAS | El T-Mec no será el motor de la economía
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
PERSPECTIVAS | El T-Mec no será el motor de la economía
Conexión Migrante | 23 diciembre, 2019
TMEC VOA

Foto: AP/ Voz de América

Ebrard es muy buen publicista, pero su conocimiento de la economía, de los tratados como el T-MEC y sus efectos es muy limitado

En los primeros meses de gobierno de Enrique Peña Nieto la economía estaba paralizada y el entonces secretario de Hacienda Luis Videgaray aseguraba que en cuando se aprobaran las reformas estructurales en el Congreso la economía saldría disparada.

En 2013 el PIB apenas creció 1.1% y la apuesta del gobierno era que, con las reformas estructurales, la energética, la educativa y la de telecomunicaciones, el panorama se compondría mucho.

La verdad es que el crecimiento promedio anual del sexenio fue de apenas 2.4%, en realidad, el mismo de los doce años anteriores.

Ahora, el canciller Marcelo Ebrard acaba de decir que con la aprobación del T-Mec por parte del Congreso de EEUU “habrá inversión, crecimiento y desarrollo”.

Tal vez te interese:  PERSPECTIVAS | En el T-MEC se nos apareció Santa Ana

La realidad es que Ebrard es muy buen publicista, pero su conocimiento de la economía, de los tratados comerciales y sus efectos es muy limitado.

Hasta ahora, la inversión, el comercio y el desarrollo están enmarcados en las reglas del Tratado de Libre Comercio que, con mucho, es un acuerdo mucho más favorable para México que el T-Mec.

Hasta ahora, el crecimiento económico de México se ha basado en el sector externo.

A veces, en el consumo nacional y la mayor parte de las veces, en la inversión privada que representa el 80% de la inversión total.

Y como no se ha hecho lo suficiente para dinamizar la inversión, el crecimiento promedio anual anda estacionado en entre 2, y 2.5%.

Solo en los sexenios de Carlos Salinas de Gortari, con 3.98% promedio anual y en el de Ernesto Zedillo, con un 3.26% se logró romper el raquitismo del 2%.

Ahora, se piensa que con el T-Mec la economía mexicana saldrá de la recesión.

Pero eso no sucederá.

Las reglas del T-Mec en temas como reglas de origen, propiedad intelectual y, en especial, en el nuevo capítulo laboral, al que si le agregamos la necedad que firmó Jesús Seade con el tema de los inspectores, son barreras que no acabarán con el comercio entre los tres países, pero sí elevarán los costos de las empresas mexicanas y habrá un periodo de adaptación en el que las exportaciones de algunos rubros pueden sufrir.

Lo que el actual gobierno se niega a entender es que la razón de la recesión económica no es la ausencia del T-Mec o las elevadas tasas de interés de Banxico.

La economía mexicana está en recesión por las decisiones equívocas que se han tomado desde el principio de este sexenio; por un manipuleo del gasto público para privilegiar a los ninis y a los jóvenes construyendo el futuro, con una caída importante de la inversión pública en infraestructura y por la desconfianza que generan muchas de las decisiones políticas del actual gobierno.

Esas son las razones por las que la economía no funciona. Y mientras no se corrijan, las cifras negativas seguirán presentes.

Hasta el próximo lunes. Le deseamos una Feliz Navidad y le invitamos a que me siga en mi página de FB, Perspectivas de Luis Enrique Mercado y en mi cuenta de twitter, @jerezno52.

Comentarios

comentarios

Publicidad