Después de deportar a miles de migrantes, agente del CBP se entera que nació en México y podría ser deportado

Con estas redadas, la Patrulla Fronteriza violó un acuerdo entre la CBP y la organización No Más Muertes. | Foto: @CBP.
"Cada vez que veo a un agente de la CBP me pongo nervioso. Estas son personas con las que trabajé, y ahora tengo que temerles”, comentó Rodríguez
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La vida de Raúl Rodríguez dio un giro inesperado, quien trabajó como agente de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) desde el 2000; sin embargo, un secreto familiar que ocultaba su nacionalidad mexicana fue motivo para considerar su deportación.

Por casi 50 años, Rodríguez vivió en Estados Unidos sin imaginarse que su verdadero país de origen era México.

No fue hasta que intentó traer a su hermano desde Matamoros y empezó a hacer o trámites migratorios correspondientes.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) solicitó los documentos para que su hermano pudiera ingresar legalmente a territorio estadounidense, cuando estaba a punto de aprobarse, Rodríguez recibió una llamada del Inspector General.

“Me presentaron un certificado de nacimiento mexicano y me preguntaron si alguna vez lo vi”, recordó Rodríguez. El certificado estaba a su nombre.

“‘¿Lo has visto alguna vez?’ Dije que no. Nunca lo he visto antes. Tengo casi 50 años y nunca lo he visto”, aseguró el ex agente de la CBP.

El hombre buscó a su padre para que le aclarara la situación, él admitió que Rodríguez era originario de México.

“Le dije: ‘Hola. Necesito saber la verdad. Y él sacudió la cabeza diciendo que yo había nacido en México. Y fue devastador, porque sabía lo que iba a pasar después de eso”, comentó el exagente de la CBP.

Tal vez te interese:  ICE y la CBP ya no podrán revisan tu celular, será considerado inconstitucional

La OIG inició una investigación sobre el estado legal de un oficial de inmigración que durante casi dos décadas participó en la deportación de muchos.

Por su parte, la CBP tuvo que despedir a Rodríguez quien ganaba como agente $100 mil dólares anuales, un duro golpe para él y su familia.

La OIG archivó la investigación por documento falso ya que estaba claro que desconocía su lugar de nacimiento.

Sin embargo, después de que Rodríguez abogara por su hermano, ahora él estaría en su lugar y presentó una solicitud de residencia hace más de un año y medio, aún no hay respuestas.

“Cada vez que veo a un policía o un oficial de policía, me pongo rígido o me pongo nervioso al ver a la Patrulla Fronteriza….

…Estas son personas con las que trabajé, y ahora tengo que temerles a estas personas”, comentó Rodríguez ante la situación en la que vive ahora.

El abogado del mexicano dijo que presentaron una moción de reconsideración pidiéndole al USCIS que revoque su negación. Si esa moción no tiene éxito, planean presentar una apelación en la corte.

Por el momento, están pidiendo ayuda de legisladores, como el congresista Filemon Vela.

“Las políticas de inmigración de esta administración se centran en la deportación y eso está afectando directamente a las personas inocentes que merecen estar aquí”, dijo Jaime Diez, su abogado.

Con información de krgv