PERSPECTIVAS | No hay vuelta de hoja, entraremos en recesión PERSPECTIVAS | No hay vuelta de hoja, entraremos en recesión
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
PERSPECTIVAS | No hay vuelta de hoja, entraremos en recesión
Luis Enrique Mercado | 28 octubre, 2019
México dinero

Arturo Herrera, secretario de Hacienda, dijo que la recesión viene de fuera | Foto: Especial

En el segundo trimestre de 2019 no hubo crecimiento, a esas alturas era evidente que la economía estaba a punto de caer en recesión

Cuando inició este año todos los analistas, Banco de México y la Secretaría de Hacienda, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial pronosticaban que la economía crecería este año entre 1.5 y 2% según el grado de optimismo de cada uno.

La verdad es que esos pronósticos se difunden simplemente para hacer algo políticamente correcto, como en el caso de las dependencias y organismos nacionales o internacionales y por el temor a que el pronóstico falle, en el caso de los analistas privados.

La verdad es que desde enero era evidente que la economía mexicana se desinflaba; de hecho, lo empezó a hacer desde aquel octubre del 2018 cuando el Primer Mandatario anunció la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Y esos temores se confirmaron cuando el paquete económico para este año sobre estimó los ingresos y redireccionó una parte importante del Presupuesto de Egresos, se calculan 350 mil millones de pesos, a programas sociales sin reglas de operación ni rendición de cuentas.

Ya en el primer trimestre la economía mexicana decreció 0.3%. Los pronosticadores dijeron entonces que bajaban sus estimaciones y las acercaron al 1%

En el segundo trimestre no hubo crecimiento. Cero por ciento fue el resultado. Solo del sector servicios tenía un pequeño número positivo de 0.2%.

A esas alturas era evidente que la economía estaba paralizada antes de caer en los números rojos.

La inversión mostraba cifras cercanas al 7%; sectores como la construcción y la minería se estaban desplomando; el consumo privado se frenó y las declaraciones y acciones del gobierno indicaban claramente que el clima no era favorable para la inversión privada.

Tal vez te interese:  PERSPECTIVAS | Las finanzas públicas, en el filo de la navaja

Los datos más recientes indican que vamos derechito a la recesión. El Indicador Global de la Actividad Económica, el IGAE, dice que ya no hay parálisis, sino números rojos. Menos 0.6% en julio a tasa anual y menos 0.6% en agosto respecto al mismo mes el 2018.

Es decir, dos de los tres meses del tercer trimestre estuvieron en rojo, lo cual seguro nos llevará a un tercer trimestre con cifras negativas.

Y dado que las cosas no solo no se corrijan, sino que se agravan con una falta absoluta de estado de derecho donde el crimen organizado ya manda en Culiacán, cuando menos; con una inversión sigue desplomada y la inversión pública programada para el próximo año es 15% menor a la de 2019, lo más probable es que el cuarto trimestre también esté en rojo e igual que los primeros tres meses del 2020. Es decir, para entonces será claro que la economía mexicana ya está en recesión.

Los primeros niveles del gobierno ya se dieron cuenta. Arturo Herrera, el secretario de Hacienda, ya empezó a decir que la recesión viene de fuera. Lo que no logra explicar es porque si Estados Unidos crece al 2.5% ese año, cuando lo datos brincan la frontera se convierten en rojos.

L a despistada secretaria de Economía, Graciela Márquez dice que habrá medidas contracíclicas, como adelantar las licitaciones…de 2020.

Ya es imposible pensar que la economía dará la vuelta en los dos últimos meses del año y que en los primeros tres de 2020 las cosas serán diferentes.

Es verdad que la economía mundial se está desacelerando y que a finales del 2020 en efecto puede haber una recesión mundial; pero México se habrá adelantado porque para abril del próximo año será claro que estaremos en recesión y con pocas esperanzas de salir.

Habría que recordar aquello que se decía en la crisis de 1914. “La economía estaba colgada de alfileres”, decían los que llegaron. “Y para que se los quitaron”, contestaban los que se fueron.

Lo mismo ahora, para qué le quitó los alfileres que nos hacían crecer al 2%.

Hasta el próximo lunes y mientras, no deje de seguirme en mi página de FB, Perspectivas de Luis Enrique Mercado y en mi cuenta de twitter, @jerezano52

Comentarios

comentarios