#HistoriaDeDeportados| Omar, el migrante al que la migra “lo cazó” y violó la ley al romper el vidrio de su camioneta #HistoriaDeDeportados| Omar, el migrante al que la migra “lo cazó” y violó la ley al romper el vidrio de su camioneta
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
#HistoriaDeDeportados| Omar, el migrante al que la migra “lo cazó” y violó la ley al romper el vidrio de su camioneta
Vanessa Arellano | 20 octubre, 2019
#HistoriaDeDeportados_ Omar, el migrante al que la migra “lo cazó” y violó la ley al romper el vidrio de su camioneta

Sin una orden judicial, la migra rompió el vidrio de la camioneta de Omar y lo arrebató de lo brazos de sus hijos y esposa

Sin una orden judicial, la migra rompió el vidrio de la camioneta de Omar y lo arrebató de lo brazos de sus hijos y esposa

Omar Padilla es un migrante hondureño quien hasta ahora lleva 4 meses detenido en Tenesse, debido a que agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) lo “cazaran” por días y justo el 18 de junio que se dirigía con su esposa María a comprar los preparativos para el cumpleaños de su pequeña, la migra lo detuvo en su camioneta, al ver que no salía sin una orden previa, rompieron el vidrio y lo obligaron a salir.

Padilla llegó desde muy joven a Estados Unidos, él apenas tenía 20 años cuando pisó un territorio donde no conocía ni su idioma ni sus costumbres; sin embargo, con mucho esfuerzo como todos los migrantes, logró conseguir un trabajo como jardinero y poco tiempo después conoció a la que ahora es madre de sus hijos, María una mexicana originaria de Oaxaca que así como él, migraron para obtener un mejor futuro.

Apenas el pasado marzo de este mismo año, Omar había regresado a territorio estadounidense después de haber sido deportado en el 2018.

Cabe destacar que esa no era la única vez que había sido regresado a su país de origen, en el 2009 y en el 2016 también ya se había enfrentado a la migra, desgraciadamente todas esas veces fueron coincidencias y por no tener dinero para pagar su fianza no pudo permanecer en Estados Unidos con su familia.

“Por su mala suerte o destino, no sé que sea, mi esposo se ha encontrado con la migra varias veces, él no es un criminal, fue deportado por no tener dinero para pagar su fianza”, dijo su esposa María.

Tal vez te interese:  #HistoriaDeDeportados | Arnulfo, el mexicano que fue deportado y ya no supo nada de su familia

El peor día de sus vidas

El reciente incidente donde ICE  lo arrestó y quebró la ley, fue el pasado 18 de junio, un día después de que su hija, la más pequeña cumpliera apenas tres años, ellos iban de camino al súper hasta que se percataron de que un carro blanco Charger con vidrio polarizados los venía siguiendo durante toda la avenida en Memphis, les echó las luces, pero ellos no se detuvieron.

ICE insistió y tuvieron que parar su camioneta, de lo contrario les iría peor, al llegar a la ventana donde Omar conducía, la migra pidió que se bajara para ser arrestado, pero no presentaron en ningún momento una orden así que ellos decidieron no abrir la puerta. El agente al ver que no cedían decidió romper le vidrio de la ventana y bajarlo a la fuerza.

“Hasta donde sé, hasta donde yo me he informado, si los oficiales no tienen una orden de arresto tiene uno derechos a permanecer adentro y fue lo que hicimos”, comentó María.

En entrevista para Conexión Migrante, María dijo que en anteriores veces ya había visto el mismo coche rondar por su comunidad, incuso estacionado cerca de su casa, pero que nunca se imaginó que fueran por su esposo, creyó que investigaban algo relacionado con drogas.

“¿Hasta qué punto legal ellos pueden hacer lo que hicieron? Quebrar el vidrio con los niños adentro y llorando, además de que un agente me jaloneó por cubrir a mis hijos ya que abrazaban fuertemente a su papá para que no se lo llevaran”, comentó la esposa de Omar.

Después del incidente, los niños sufrieron repercusiones psicológicas, ya que al ver cómo se llevaban a su padre de una manera agresiva fue muy fuerte para ellos.

“Yo trataba de agarrar a mi hijo de 8 años para que dejara a su padre, todo fue muy horrible, mis hijos están yendo al psicólogo, ellos ya no pueden ver un Charget blanco porque piensan que es la migra, no pueden jugar fuera de la casa y que un carro esté mal estacionado porque piensan que los están vigilando y en cualquier momento van a llevar a su mamá”, dijo María con tono triste.

María no ha podido ir a ninguna sesión en corte para saber personalmente cómo avanza el caso de su marido, ya que igual que Omar, es migrante sin documentos, pero sus hijos y una vecina sí asisten y le cuentan lo que se dijo en cada una de ellas. En la última se dio a conocer que debido a una llamada telefónica pudieron encontrar a su esposo.

“Seguramente un vecino racista marcó denunciando que un ‘ilegal había regresado al país’, palabras pronunciadas en la llamada que le hicieron a la migra”, dijo indignada.

A pesar de las grandes dificultades, María no se da por vencida y ha tratado de buscar ayuda por todos lados, consultó con unos abogados en Memphis que apelen por el caso, pero todos le dicen que como ya fue deportado alguna vez, no se puede hacer nada, pues reingresar al país después de haber sido deportado es un gran delito.

“Entiendo que haya violado la ley al regresar, pero hay personas que andan haciendo cosas malas, delitos graves y mi esposo que es un hombre honesto y trabajador lo tienen encerrado”

Algunas de las personas le han aconsejado que regrese a Tuxtepec, de donde es originaria, para que allá se reencuentre con su esposo y no viva con el temor a la deportación, pero no ha accedido porque la violencia en México cada vez va en aumento y teme por su seguridad y la de sus hijos.

“En Tuxtepec ya está muy fea la situación, el cartel ya está allí. El año pasado una muchachita se regresó y la secuestraron y mataron, yo no quiero eso para mí ni para mis hijos”

Por el momento, María está en espera de lo que decida la Corte para su esposo, ella trabaja arduamente para mantener a sus hijos ya que ya no tiene la ayuda de Omar, y se mantiene lejos de las sesiones por temor a que también la deporten y deje a sus hijos solos.

Comentarios

comentarios