Sólo el 2.8% de las órdenes de deportación están relacionadas con actos criminales

Un estudió reveló que sólo el 2.8% de las órdenes de deportación de migrantes se debe a actos criminales
Sólo el 2.8 % de las órdenes de deportación de los migrantes, se deben a actos relacionados con crímenes, así lo reveló TRAC.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Un estudió de la Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad Siracusa en Nueva York, indicó que tan sólo el 2.8 % de las órdenes de deportación de los migrantes están relacionadas con actos relacionados con crímenes.

Sólo 7 mil 458 órdenes de deportación se basaron en antecedentes criminales durante los primeros nueve meses del año fiscal 2019, que comenzó en octubre de 2018, por lo que difícilmente alcanzarán los 10 mil al final del presente ejercicio, según el estudio realizado por TRAC.

En comparación con hace una década, los migrantes con antecedentes penales o supuestas actividades delictivas involucraron entre 30 mil y 40 mil solicitudes judiciales cada año, de tres a cuatro veces más, dijo TRAC en un comunicado.

Así, el 2.8 % de los primeros nueve meses del actual ejercicio fiscal es significativamente menor que el porcentaje del 8.4 % de 2014, el 16 % de 2009 o el 25.2 % del año 1999.

Tal vez te interese:  Amenazas de Trump han motivado a los migrantes a enterarse de sus derechos

La situación se acentúa en diez tribunales de migración de EU, en los que menos del 0.5 % de las solicitudes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de este año involucraron una presunta actividad criminal como base para la deportación.

El peor de todos es la corte de Houston, Texas, donde solo 5  de los 15 mil 063 casos se debieron a antecedentes penales.

Le siguieron los tribunales de Newark, Nueva Jersey; Louisville, Kentucky; Nueva Orleans, Luisiana y San Diego, California, con un porcentaje del 0.1 % de las expulsiones solicitadas que se basaron en una presunta actividad criminal.

Este estudio confirma lo que se ha dado a conocer una y otra vez por diferentes agencias protectoras de los derechos humanos y de los migrantes en EU, sobre que la campaña de deportación de Donald Trump va contra todo tipo de migrantes.

El Gobierno, por tanto insiste en que su prioridad es deportar a migrantes con estancia irregular que hayan cometido delitos, mientras que Trump ha dicho en diversas ocasiones que la migración tiene que ver con la criminalidad en el país.

Con información de La Opinión.