#HistoriaDeDeportados | Antonio Reyes, el paisano que busca el sueño mexicano #HistoriaDeDeportados | Antonio Reyes, el paisano que busca el sueño mexicano
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
#HistoriaDeDeportados | Antonio Reyes, el paisano que busca el sueño mexicano
Abel Domínguez | 12 junio, 2019
#HistoriaDeDeportados _ Antonio Reyes, el paisano que busca el sueño mexicano (1)

Foto: Yael Melgoza

“No quiero ser castigado, ni estar detenido, por eso decidí quedarme en México”, ese fue el motivo por el que Antonio decidió quedarse en México y cumplir su sueño

Para Antonio Reyes ser deportado significó dejar atrás a una esposa y un bebé, sin embargo, él no se ha quedado de brazos cruzados y ha luchado para salir adelante en el país que lo vio nacer y apoyar a sus connacionales con la creación de su propia marca de mezcal, 8 Fiestas.

En entrevista para Conexión Migrante, Antonio narró que vivió en Estados Unidos por 13 años, de ese tiempo dedicó seis a la industria del tequila; después de algunos años de trabajar en el ramo, él y otro amigo (el cual desafortunadamente falleció) decidieron dar sus primeros pasos para formar su propio negocio alrededor del mezcal en México.

Fue así que, desde Estados Unidos, comenzó a comprar algunas cosas para iniciar con su negocio, sin embargo, todo se complicó cuando fue detenido por las autoridades mientras conducía sin licencia.

Antonio ya contaba con dos deportaciones previas, la primera por un ticket de tránsito y la segunda por tener récord. En la audiencia con el juez le advirtió que si volvía a cruzar a Estados Unidos o lo sorprendían en el país iba a pasar varios años en prisión.

“No quiero ser castigado, ni estar detenido, por eso decidí quedarme en México”, comentó Antonio, sin embargo, lamenta haber dejado a su esposa y a su hijo en Estados Unidos.

Tal vez te interese:  #HistoriasDeDeportados | La deportación lo tomó por sorpresa

Ya en México, decidió continuar con su proyecto, de momento no quiso que su esposa ni su hijo viajaran con él, ya que no tenía una casa para recibirlos o un trabajo estable para garantizarles un nivel de vida digno.

Por eso, decidió investigar sobre los pasos a seguir para crear su negocio, desde el registro de la marca, pago de derechos, buscar apoyos gubernamentales, contactar a maestros palenqueros (personas especializadas en la producción de mezcal) y buscar la ayuda de cualquiera que quiera sumarse a su proyecto.

Foto: Yael Melgoza

Aunque la batalla de Antonio no ha sido sencilla, desde el 22 de noviembre de 2018 (día en que fue deportado) no ha obtenido una respuesta satisfactoria por parte de las autoridades, ha aprovechado su tiempo tomando cursos de emprendimiento y certificaciones.

En mayo de 2019, tras meses de esfuerzo, obtuvo la certificación de su marca “8 fiestas” (una forma de hacer referencia a las ocho regiones de Oaxaca, lugar donde nació el mezcal) y ahora busca apoyo de sus paisanos en EU para que su negocio puede despegar.

Antonio dejó claro no quiere nada regalado, él solo busca un poco de ayuda para comenzar a trabajar, por eso pidió el apoyo y solidaridad de sus paisanos (en ambos lados de la frontera) para que lo apoyen y pueda formar su empresa.

El lugar donde decidió crearla fue en Oaxaca, además, está seguro que al iniciar un negocio de ese tipo beneficiará a la comunidad con empleo que se cree, evitando así que otros de sus paisanos tengan que jugarse la vida al abandonar el país.

Antonio aún tiene un gran camino que recorrer, pero, está seguro que con el apoyo de sus paisanos podrá iniciar con su proyecto, lo que le permitirá traer a su familia a México.

Si deseas apoyar a Antonio puedes comunicarte con él llamando al 55 2072 0076, cualquier ayuda será bien recibida.

Comentarios

comentarios