|  
  CDMX   14 de diciembre de 2018  
contacto: 01 55 5211 5814
REDES
Activistas exigen a JP Morgan dejar de lucrar con la detención de migrantes
Conexión Migrante | 5 de diciembre
A inicios de año se reveló que JP Morgan Chase brindó cientos de millones de dólares a las empresas que operan las prisiones privadas

Este martes un grupo de activistas cuestionaron al CEO de  JP Morgan Chase, Jamie Dimon, por el financiamiento que la empresa realiza a las prisiones privadas y le exigieron dejar de beneficiarse de la encarcelación masiva y retención de los migrantes. NOW: our members took the lobby of the hotel where Jamie Dimon @jpmorgan @Chase […]

Este martes un grupo de activistas cuestionaron al CEO de  JP Morgan Chase, Jamie Dimon, por el financiamiento que la empresa realiza a las prisiones privadas y le exigieron dejar de beneficiarse de la encarcelación masiva y retención de los migrantes.

Las movilizaciones contra JP Morgan se remontan a abril de este año, cuando se hizo público que la financiera es la mayor prestamista de las prisiones privadas GEO Group y CoreCivic, a quienes les facilitó unos 254 millones de dólares durante 2017.

Tal vez te interese:  EEUU: Legisladores piden lista de todos los niños migrantes

Sin embargo, el grupo de defensa Educators for Migrant Justice habría descubierto que JP Morgan suscribió otro bono por 159.5 millones de dólares para CoreCivic, con el cual construiría otro centro de detención con capacidad para 2 mil 432 camas en Kansas.

Al respecto, Steve Owen, portavoz de CoreCivic, confirmó a In These Times que “la solución de financiamiento provista por CoreCivic y JPMorgan permite al estado de Kansas tener acceso a una instalación correccional moderna y eficiente que es más segura para los presos y empleados”.

Un negocio redondo

A diferencia de anteriores modelos de negocios, donde CoreCivic y Geo Group dirigían las prisiones que construían, este esquema permite que las empresas ingresen a estados que no están a favor de la privatización de los servicios penitenciarios ofreciendo construir un centro penitenciario a cambio de operarlo un par de décadas.

Tal vez te interese:  Peña regresa a Oaxaca, vigila acciones de apoyo a afectados por sismo

El problema radica que para construir las prisiones, grupos como CoreCivic y Geo Group se convierten en los propietarios de los terrenos donde construirán la prisión y una vez entreguen el edificio al estado pueden rentarles el uso de suelo.

Es ahí donde instituciones como JP Morgan entran en juego, pues la construcción de este tipo de proyectos requiere grandes cantidades de dinero y ellos se encargan de financiar sus planes.

Con información de In These Times

Comentarios

comentarios