Los Angeles CA  
  
 
14 de diciembre de 2018
contacto: +52 1 (55) 5211 5814
REDES
PERSPECTIVAS | Lo lograron, ya domina la incertidumbre
Luis Enrique Mercado | 12 de noviembre
En menos de un mes, el presidente electo y su gabinete dejaron abierta la puerta de la incertidumbre

Pues lo lograron. En menos de un mes, el Presidente Electo y su equipo lograron poner nerviosos a los mercados mundiales, desplomaron la bolsa, bajaron las calificaciones de la deuda de Pemex y CFE y frenaron cientos de proyectos de inversión. Hace algunas semanas dijimos que las señales que estaba dando el gobierno electo no […]

Pues lo lograron. En menos de un mes, el Presidente Electo y su equipo lograron poner nerviosos a los mercados mundiales, desplomaron la bolsa, bajaron las calificaciones de la deuda de Pemex y CFE y frenaron cientos de proyectos de inversión.

Hace algunas semanas dijimos que las señales que estaba dando el gobierno electo no eran las adecuadas y el pronóstico se cumplió antes de lo previsto. Ahora sí, las cosas no se ven bien.

Los bonos que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad tienen colocados en los mercados internacionales como parte de su financiamiento ahora ya tienen una menor calificación y eso significa que las empresas pagarán intereses más elevados.

Los 6 mil 300 millones de dólares que se consiguieron con la emisión de bonos para el financiamiento al aeropuerto de Texcoco se convirtieron en Bonos Chatarra ya que desapareció su garantía que era el TUA, Tarifa de Uso Aeroportuario.

Cientos de proyectos de inversión se han frenado hasta no tener un panorama más claro de lo que sucederá. Concretamente, toda la industria minera paró sus operaciones de exploración.

Aunque la bolsa se recuperó del desplome del jueves 8 de noviembre luego de que Andrés Manuel López Obrador saliera a decir que todo se mantiene igual por los primeros tres años de su mandato, el sistema bancario no está tranquilo, porque no sabe lo que pasará cuando se cumplan esos tres años.

Lo verdaderamente sabio debió haber sido arreglar las cosas de una vez por todas y no dejar abierta la puerta de la incertidumbre.

Tal vez te interese:  PERSPECTIVAS | La incertidumbre presupuestal

Hay mucha razón en que México debe separar el ejercicio de gobierno de las actividades empresariales. Es como deben ser las cosas.

Pero no se hace a golpes de hacha tumbando proyectos como el de Texcoco o con iniciativas de ley sorpresivas.

Se logra aplicando la ley a todos por igual. La fusión entre gobierno y capital se produce cuando los empresarios obtienen favores especiales por ser amigos del mandatario en turno, como Juan Armando Hinojosa Cantú, de Grupo Higa, con Enrique Peña Nieto o como José María Rioboo que es una especia de secretario de Estado con el gobierno de López Obrador.

Nadie desea que a Andrés Manuel López Obrador le vaya mal, México sí necesita un cambio de fondo y muchas de las medidas de austeridad del Presidente Electo son en el rumbo correcto.

Pero el aterrizaje de esas buenas intenciones y algunos de quienes acompañan a AMLO ponen nervioso a todo mundo.

No solo hay intranquilidad del gran capital, sino que millones de ciudadanos están ya con el Jesús en la boca porque no saben sí sus empleos se mantendrán, tienen temor por la calidad de los estudios de sus hijos y miles ignoran sí podrán seguir a la dependencia en que trabajan hasta donde ahora se instalarán.

Los países, todos, necesitan que sus gobiernos den certidumbre en las medidas que tomarán y quieren que esas medidas no les afectan sus oportunidades de empleo y de vivir mejor.

Hoy, en México no existe tal certidumbre.

Hasta el próximo lunes y mientras, no deje de seguirme en mi página de FB, Perspectivas de Luis Enrique Mercado.

 

Comentarios

comentarios