Foto: Voz de América / Reuters
Foto: Voz de América / Reuters

El director del departamento de Seguridad Pública de Pittsburgh, Wendell Hissrich, identificó al sospechoso del tiroteo en una sinagoga como Robert Bowers, de 46 años, quien está hospitalizado y en custodia de las autoridades.

Al mismo tiempo, confirmó que hay múltiples víctimas fatales, y al menos seis heridos, entre los que se encuentran cuatro oficiales de policía. Visiblemente emocionado dijo que no se podía identificar a las víctimas hasta notificar a los familiares y describió el ataque como una “escena horrenda”.

El FBI está manejando la investigación como un crimen de odio.

Minutos antes, el presidente Donald Trump se refirió al “devastador” tiroteo en la sinagoga y dijo “es una cosa terrible, qué está pasando con el odio en nuestro país”.

El presidente de EE.UU. habló en la base aérea Andrew antes de partir a Indianapolis, donde reiteró a los periodistas que la “violencia debe parar”. Trump también aprovechó para sugerir que las iglesias y sinagogas deberían contar con algún tipo de protección con un guardia de seguridad armado.

De igual manera, señaló el mandatario que el pistolero debería recibir la pena de muerte y “sufrir el precio final” de sus actos.

Tal vez te interese:  Mujer recibe cobro de luz por 284 mil millones de dólares

Los primero en confirmar la situación activa de tiroteo fue el departamento de Seguridad Pública de Pittsburgh a través de su cuenta de Twitter.

Las autoridades pidieron a las personas en los alrededores de la sinagoga mantenerse en un lugar seguro y alejada del área.

Al parecer el pistolero abrió fuego en la sinagoga Arbol de la Vida (Tree of Life), el sábado alrededor de las 10:20 de la mañana. La sinagoga forma parte de una congregación que se alinea con la corriente conservadora del judaísmo y está localizada en Squirrell Hill, un barrio histórico judío de Pittsburgh.

Según información revelada por la cadena de televisión CBS, el sospechoso se entregó a las autoridades y sería un hombre blanco que al momento de su detención gritó “Todos los judíos deben morir”.

Tal vez te interese:  Gobierno de Zacatecas asegura que se cumplan en tiempo y forma proyectos del 3×1

En un inicio el presidente Donald Trump informó a través de su cuenta de Twitter que estaba al tanto de lo que está sucediendo en Pittsburgh y reiteró las recomendaciones de las autoridades de que las personas se mantengan alejadas del lugar y que hay varias víctimas.


El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, también escribió en su cuenta de Twitter que estaban monitoreando el tiroteo y dijo estar orando por los caídos, los heridos y las familias de las víctimas, así como por el personal que respondió de inmediato a la emergencia.

Por su parte, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, escribió en su cuenta de Twitter que el tiroteo en la sinagoga la “entristeció y horrorizó”.

Tal vez te interese:  73, 74, 75, 76, 77, 81 y 82; los números del ITIN que vencen en 2018

“Estamos en total solidaridad con las víctimas y con toda la comunidad judía contra el fanatismo y el odio”.

De igual manera, Israel expresó estar “consternado y preocupado” por lo sucedido. El ministro para asuntos de la diáspora, Naftali Bennett, dijo que estaban siguiendo la noticia con preocupación y que están listos para ayudar a la comunidad afectada de todas las formas posibles.

Bennett también expresó que “nuestros corazones están con las familias de los muertos y heridos. Que las memorias de las víctimas sean bendecidas”.

 

Comentarios

comentarios

- Publicidad -