Hoy celebramos a Santa Teresa de Ávila

Santa Teresa nació en Ávila el 28 de marzo de 1515. Sus padres eran Alonso Sánchez de Cepeda y Beatriz Dávila y Ahumada.
Santa Teresa deseaba entregar su vida a Cristo desde muy pequeña. Más adelante, consiguió fundar varios conventos en España para difundir la fe en Él. Un texto de ACI Prensa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Hoy celebramos a Santa Teresa de Ávila, mejor conocida como Santa Teresa de Jesús. Esta Santa nació en la ciudad castellana de Ávila, el 28 de marzo de 1515. Sus padres fueron Alonso Sánchez de Cepeda y Beatriz Dávila y Ahumada. Santa Teresa siempre habla de ellos con gran cariño.

Alonso Sánchez tuvo tres hijos de su primer matrimonio, y Beatriz de Ahumada le dio otros nueve. Al referirse a sus hermanos y medios hermanos, Santa Teresa escribe: “por la gracia de Dios, todos se asemejan en la virtud a mis padres, excepto yo”.

Teresa y su hermano consideraban que los mártires habían comprado la gloria a un precio muy bajo. Por ello, resolvieron partir al país de los moros con la esperanza de morir por la fe.

Así pues, partieron de su casa a escondidas, rogando a Dios que les permitiese dar la vida por Cristo. Pero en Adaja se toparon con uno de sus tíos, quien los devolvió a los brazos de su afligida madre. Cuando ésta los reprendió, Rodrigo echó la culpa a su hermana.

Tal vez te interese:  ¿Sabes cuándo empiezan las posadas?

En vista del fracaso de sus proyectos, Teresa y Rodrigo decidieron vivir como ermitaños en su propia casa. Empezaron a construir una celda en el jardín, aunque nunca llegaron a terminarla.

Teresa amaba desde entonces la soledad. En su habitación tenía un cuadro que representaba al Salvador que hablaba con la Samaritana. Ella solía repetir frente a esa imagen: “Señor, dame de beber para que no vuelva a tener sed”.

La madre de Teresa murió cuando la Santa tenía catorce años. Ella narra con pesar este acontecimiento:

En cuanto empecé a caer en la cuenta de la pérdida que había sufrido, comencé a entristecerme sobremanera; entonces me dirigí a una imagen de Nuestra Señora y le rogué con muchas lágrimas que me tomase por hija suya”.

A los dieciocho años entró en el Carmelo. A los cuarenta y cinco años, para responder a las gracias extraordinarias del Señor, emprendió una nueva vida cuya divisa fue: «O sufrir o morir».

Tal vez te interese:  Secretos realmente asombrosos sobre la Virgen de Guadalupe

Es entonces cuando funda el convento de San José de Ávila, primero de los quince Carmelos que establecerá en España. Con San Juan de la Cruz, introdujo la gran reforma carmelitana.

Sus escritos son un modelo seguro en los caminos de la plegaria y de la perfección. Murió en Alba de Tormes, al anochecer del 4 de octubre de 1582. Pablo VI la declaró doctora de la Iglesia el 27 de septiembre de 1970.

Se cree que la palabra “Teresa” viene de la palabra griega “teriso” que se traduce por “cultivar”; cultivadora. O de la palabra “terao” que significa “cazar”, “la cazadora”.

Como bien dice el Padre Sálesman en su biografía, ambos títulos le quedan bien a Santa Teresa, por ser ella “Cultivadora” de las virtudes y “cazadora” de almas para llevarlas al cielo.

Texto de ACI Prensa.