‘Florence’ deja al menos 17 muertos en su paso por las Carolinas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las inundaciones catastróficas que ha dejado el huracán Florence en Las Carolinas, en la costa sureste de Estados Unidos han provocado la muerte de al menos 17 personas. Aunque la tormenta bajó ayer su categoría hasta depresión tropical, Florence continúa dejando fuertes lluvias, en las que han sido rescatadas más de mil personas.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump expresó su respaldo total del Gobierno federal a las autoridades locales, que luchan por contener las inundaciones. Por su parte,  el parte el gobernador de California de Norte, Roy Cooper declaró que “el peligro para la vida aumenta con las correntadas”.

Tal vez te interese:  Florence se debilita a depresión tropical, alertan de inundaciones

La tormenta continuaba su desplazamiento hacia el oeste, donde descargó desde el viernes más de 75 de lluvia en diversos lugares, lo que aumentó los temores de que ocurran inundaciones históricas. Las autoridades ordenaron a miles de personas  a abandonar sus comunidades próximas a ríos cuyos caudales suben de nivel rápidamente entre los pronósticos de que se desborden los ríos Cape Fear, Little River, Lumber, Waccamaw y Pee Dee.

En Wilmington , cuyas arterias para llegar o salir de la ciudad están anegadas y los arroyos continúan aumentando de altura, los habitantes esperaron durante horas afuera de tiendas y restaurantes para adquirir productos básicos como agua. La policía vigilaba la entrada de una tienda en la que sólo se permitía el acceso de 10 personas a la vez.

Woody White, presidente de la junta de comisionados del condado New Hanover, dijo que las autoridades tenían previsto transportar por aire alimentos y agua a la ciudad, en la que habitan casi 120 mil habitantes, ya que  los caminos están inundados  y no hay acceso.

Tal vez te interese:  FOTOGALERÍA | Así se ve la amenaza de Florence desde el espacio

A 115 kilómetros de distancia de la costa, los habitantes próximos al río Lumber subían directamente de sus casas a embarcaciones que flotaban frente a sus patios; según pronósticos, la escena podría repetirse en localidades ubicadas tierra dentro a 400 kilómetros de la costa debido al aumento del nivel de las aguas de los ríos en los próximos días.

Al otro lado del mundo, en tanto, el tifón Mangkhut tocó tierra el domingo en el sur de China después de azotar Filipinas con ventarrones y aguaceros que dejaron decenas de muertos. Más de 2,4 millones de personas desalojaron sus viviendas en la provincia de Guangdong, en el sur de China, antes de la llegada del gigantesco tifón, el más fuerte que afecta la región en casi dos décadas.

Con información de Voz de América.