Estatus santuario de Oregón peligra; podría perderse noviembre

Activistas del grupo Oregonians for Immigration Reform lograron reunir las firmas necesarias para llevar a votación la vigencia de las políticas santuario en Oregón.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las elecciones de noviembre serán decisivas para los migrantes en Oregón, pues los votantes decidirán si derogan o no las políticas santuario que operan en la entidad desde hace varias décadas.

Esta votación tiene lugar luego de que activistas del grupo Oregonians for Immigration Reform lograron reunir las suficientes firmas para forzar una iniciativa que acabe con las leyes santuario en la entidad.

La medida revocaría un estatuto aprobado en 1987 que prohíbe a las agencias estatales de aplicación de la ley arrestar a alguien únicamente por violar la ley federal de inmigración. Permitiría a las agencias estatales de cumplimiento de la ley verificar el estado migratorio de cualquier persona arrestada por un delito y trabajar con agencias federales de inmigración.

Los partidarios del grupo presentaron más de 97 mil firmas válidas, mucho más de las 88 mil 184 requeridas para hacer la votación, de acuerdo con la oficina del Secretario de Estado.

“En todo el estado, cientos de residentes de Oregón trabajaron para reunir las firmas de decenas de miles de votantes”, dijo la presidenta del grupo, Cynthia Kendoll, en un comunicado. “Todos están ansiosos por poner fin a la política de santuarios de Oregón y ver que su estado hace su parte para combatir, no promover, la inmigración ilegal”.

Tal vez te interese:  Pese a la pandemia; ICE tiene a 70 mil migrantes detenidos: ACLU

“La ley de ‘santuario’ existente de Oregon ha estado protegiendo a los residentes de Oregón de la discriminación racial injusta por más de 30 años. Ningún ciudadano de Oregón, incluidos aquellos que pueden ser inmigrantes indocumentados, debería vivir bajo el temor de ser acosados ​​o sus familias desgarradas “, dijo el grupo en un tweet a principios de este mes.

Oregonians for Immigration Reform, catalogado como un grupo de odio antiinmigrante por el Southern Poverty Law Center, ya ha ganado peleas políticas en Oregon anteriormente.

En 2014 se organizaron contra una medida electoral que habría permitido a los inmigrantes indocumentados recibir licencias de conducir, una iniciativa que perdió en casi un margen de dos a uno.

La medida cuenta con el respaldo de tres representantes republicanos del estado que representan a los distritos rurales.

Sin embargo, grupos empresariales y comunitarios comenzaron a organizarse contra la iniciativa incluso antes de que los partidarios presentaran sus peticiones.

Tal vez te interese:  Por "miedo a contraer Covid-19", neoyorquinos podrán votar por correo

Uno de estos grupos es Oregonians United Against Profiling, el cual cuenta con empresas como Nike y Columbia Sportswear Company, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles y el Partido Demócrata del estado como opositores a la medida.

“La ley de ‘santuario’ existente de Oregon ha estado protegiendo a los residentes de Oregón de la discriminación racial injusta por más de 30 años. Ningún ciudadano de Oregón, incluidos aquellos que pueden ser inmigrantes indocumentados, debería vivir bajo el temor de ser acosados ​​o sus familias desgarradas “, dijo el grupo en un tweet a principios de este mes.

Junto con Illinois y California, Oregón es uno de los tres estados a los cuales el Departamento de Justicia ha designado como jurisdicciones santuario, las cuales limitan o impiden la cooperación de las autoridades locales con los funcionarios federales de inmigración.