CONTROVERSIA… Próximo censo nacional cuestionaría a migrantes sobre su status migratorio

El fiscal de California, Xavier Becerra, demandó al Gobierno Federal por considerar que la demanda sobre el estatus migratorio en el censo 2020 es inconstitucional y orillar a los migrantes a no responder la encuesta.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Luego de que el Departamento de Estado de EU anunciara que el cuestionario del Censo 2020 incluirá una pregunta sobre la ciudadanía de las personas, el fiscal de California, Xavier Becerra, demandó al Gobierno Federal por considerar que es inconstitucional y puede intimidar a los migrantes para que no respondan la encuesta.

A través de un comunicado, emitido en la noche del lunes, el Departamento de Comercio informó que el objetivo de incluir esta pregunta en el Censo de 2020 es para dar datos congresos y precisos sobre las personas que viven en la unión americana.

Esta pregunta, que no se incluye en un censo desde 1950, ha sido duramente criticada tanto por demócratas, como activistas, lo que implica que múltiples personas no respondan, alterando los resultados.

Debido a ello, Becerra presentó su demanda tan pronto como la información del cambio fue hecha pública.

El pasado mes de febrero, el fiscal californiano y otros 20 fiscales estatales advirtieron al secretario de Comercio, Wilbur Ross, que una pregunta sobre ciudadanía violaría la Constitución y los estatutos federales.

Legisladores buscan prohibir pregunta

Otro grupo en oponerse fuertemente a esta pregunta fueron los demócratas, quienes presentaron desde hace una semana una iniciativa para evitar esta pregunta, pues insistieron que el censo no es una herramienta para satisfacer a la base electoral del presidente.

Tal vez te interese:  GivingTuesday: apoya al Centro Comunitario San Bernardino para que pueda seguir ayudando

Es por eso que senadores como Bob Menéndez, Cory Booker y Maizie Hirono presentaron la Ley Cada Persona Cuenta de 2018, que prohibiría que la Oficina del Censo haga una pregunta sobre ciudadanía o estado migratorio.

En tanto, el Congressional Hispanic Caucus emitió un comunicado en el cual se oponen rotundamente a esta decisión y acusan a la actual administración de querer suprimir la participación del sector migrante, lo que resultaría en datos imprecisos que no reflejan la composición del país.

Por su parte, la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Nombrados (NALEO) coincidió con los otros detractores, al argumentar que esto solo es una táctica intimidatoria para alejar a los indocumentados del censo, tergiversando los resultados que se obtengan de este estudio.

Tal vez te interese:  Trump suspende las aportaciones de EEUU a la OMS

Casa Blanca responde

Ante la oleada de criticas e iniciativas por la nueva medida, la Casa Blanca argumentó que esta pregunta fue parte del censo durante décadas y el Departamento de Comercio sintió la necesidad de incluir la cuestión de nueva cuenta.

La Oficina del Censo cuenta el número total de personas que hay en el país cada 10 años, pero desde hace más de 70 no pregunta sobre el estado de ciudadanía de los individuos, algo que el Gobierno Trump quiere recuperar, provocando que los inmigrantes ilegales y las minorías extranjeras queden expuestos a las autoridades.

El recuento del censo se usa para volver a dibujar los distritos electorales, por lo que puede afectar la composición del Congreso y determinar dónde se utilizarán los fondos federales, estatales y locales para construir nuevas escuelas, carreteras, centros de salud, cuidado infantil y para personas mayores.

Con información de agencias.