Legisladores, organizaciones y dreamers expresan su rechazo a la propuesta migratoria de Trump

Luego de que se adelantaran algunos detalles de la Reforma Migratoria que el presidente Donald Trump presentará el lunes, diversos activistas, dreamers, legisladores y organizaciones criticaron las propuestas. Foto: EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Luego de que se adelantaran algunos detalles de la Reforma Migratoria que el presidente Donald Trump presentará el lunes, diversos activistas, dreamers, legisladores y organizaciones criticaron las propuestas del mandatario.

A través de cuatro puntos el presidente plantea otorgar la ciudadanía estadounidense a un pequeño grupo de migrantes, lo cual dejaría sin oportunidades de arreglar su estatus a grandes sectores de la comunidad latina. Ya que plantea prohibir la migración en cadena, lo cual acabaría con las esperanzas de personas que llevan esperando hasta 20 años se resuelva su caso.

Entre otras cosas, su propuesta migratoria plantea la inversión de 25 mil millones de dólares para construir el muro fronterizo y aumentar la vigilancia en los límites de Estados Unidos con México.

Es por eso que distintos grupos no tardaron en reprobar su iniciativa del presidente, la cual solo busca usar a los dreamers como moneda de cambio para endurecer sus políticas antiinmigrantes.

Al respecto beneficiarios de DACA como el activista y empresario Deyvid Morales expresó su inconformidad, ya que en sus propias palabras “quieren ayudar a un millón de dreamers y deportar a 11 millones más.

Por su parte, el dreamer y fundador de Undocumedia, Iván Ceja, fue claro al decir que no aceptará un acuerdo que deje fuera a sus padres, quienes sacrificaron todo al cruzar la frontera para darle mejores oportunidades.

Otra de las activistas que no tardó en pronunciarse fue Cristina Jiménez, directora ejecutiva de United We Dream, quien dejó en claro que se niega en ser usada como moneda de cambio para que personas como Stephen Miller puedan lograr su lista de deseos.

A través de un comunicado UWD calificó esta iniciativa como una “propuesta de supremacistas blancos.

Tal vez te interese:  Estas son las condiciones de Trump para otorgar la ciudadanía a 1.8 millones de jóvenes migrantes

Legisladores responden

Mientras tanto, el congresista Dick Durbin dio su punto de vista tras el anuncio, “los dreamers no deberían ser usados como rehenes para la cruzada del presidente Trump para destrozar familias y desperdiciar billones de dólares en impuestos de los americanos en un inefectivo muro”.


En tanto, a través de Facebook el Caucus Hispánico en el Congreso criticó a Trump por cancelar DACA para usar a los dreamers como moneda de cambio en la negociación para endurecer las políticas migratorias.

Organizaciones rechazan la propuesta

Organizaciones, como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), la organización de derechos civiles más importante del país, calificó la propuesta de “xenófoba” y “llena de odio”, y criticó la sugerencia de eliminar mecanismos de inmigración legal, entre ellos la lotería de visas.

“Reduciría la inmigración legal a niveles no vistos desde las cuotas raciales de la década de 1920, eliminaría los canales legales de inmigración para los países africanos y gastaría 25 mil millones de dólares en un muro fronterizo perjudicial y derrochador”, señaló en un comunicado Lorella Praeli, directora de políticas y campañas de inmigración de ACLU.

“Ningún demócrata o republicano que afirme querer verdaderamente proteger a los Soñadores debe respaldar o incluso considerar esta propuesta”, señaló el presidente del Centro para el Progreso Estadounidense, Neera Tanden.

El presidente de FWD.us, Todd Schulte, señaló que, según se desprende de lo que se ha informado por ahora de la propuesta, y que revela “el mayor recorte de la inmigración legal en casi un siglo”, la medida “devastaría” la economía estadounidense.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) rechazó la “indecente y grotesca propuesta”, la cual “descaradamente usa a jóvenes inmigrantes como moneda de cambio para obtener 25 mil millones de dólares para el muro fronterizo”.

“Este plan no pretende ofrecer una solución sino más bien inflamar y dividir a nuestra nación”, manifestó Angélica Salas, directora de CHIRLA.

“Es un teatro político para los nacionalistas blancos que ya de entrada está muerto”, señaló por su parte Jess Morales Rocketto, directora política de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas, que desarrolla la campaña We Belong Together.

Con información de agencias