Santa Eduviges, madre de familia y fundadora de monasterios

Hoy es la fiesta de Santa Eduviges. | Imagen: ACI Prensa.
Santa Eduviges fue madre de siete hijos. Cuando quedó viuda, decidió entregarse por completo a la caridad y al amor de Dios. Un texto de ACI Prensa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El 16 de octubre, la Iglesia celebra a Santa Eduviges. Esta Santa fue una madre de familia que, junto con su esposo, fundó varios monasterios. Al quedar viuda tomó los hábitos y siguió sirviendo a los pobres y enfermos.

Eduviges nació en Baviera (Alemania) en 1174. A los doces años se casó con el duque Enrique de Silesia de 18 años, quien heredó el ducado de su padre. Tuvieron siete hijos.

Ella y su esposo fundaron muchos monasterios. Él inició el Hospital de la Santa Cruz en Breslau y ella, un hospital para leprosas en Neumarkt, donde atendía personalmente a las que padecían de esta enfermedad.

Santa Eduviges acostumbraba ir a la Iglesia sin zapatos en medio de la nieve, pero llevaba el calzado en la mano para ponérselos de inmediato por si se encontraba con alguien.

Tal vez te interese:  El día en que Jesús Crucificado se apareció en el cielo de México

Cuando murió su esposo, las religiosas lloraron mucho y ella las reconfortó diciendo:

¿Por qué os quejáis de la voluntad de Dios? Nuestras vidas están en sus manos, y todo lo que Él hace está bien hecho, lo mismo si se trata de nuestra propia muerte que de la muerte de los seres amados”.

Santa Eduviges tomó el hábito religioso de Trebnitz, pero sin hacer votos para continuar administrando sus bienes en favor de los más necesitados.

Dios le concedió el don de la profecía y de los milagros. Amó mucho a María Santísima y por ello llevaba siempre una pequeña imagen de la Virgen que le cabía en el puño.

Cuando Santa Eduviges murió, fue imposible quitarle la imagen de la mano. Años más tarde, cuando trasladaron su cuerpo, la encontraron con la imagen empuñada, y los dedos con los que la tenía estaban incorruptos.

Texto de ACI Prensa.