Virgen del Patrocinio, protectora contra los gringos | Conexión Migrante Virgen del Patrocinio, protectora contra los gringos | Conexión Migrante
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
Virgen del Patrocinio, protectora contra los gringos
Conexión Migrante | 6 de abril
Virgen del Patrocinio, protectora contra los gringos

Virgen del Patrocinio, protectora contra los gringos

Virgen del Patrocinio – Al igual que en otras ciudades ricas en patrimonio artístico, Zacatecas posee una cantidad considerable de obras pictóricas que provienen de épocas ancestrales y que no sólo son piezas de museo para mirar, sino que son valiosos documentos que nos comparten las circunstancias de una época, las influencias, la finalidad y […]

Virgen del Patrocinio – Al igual que en otras ciudades ricas en patrimonio artístico, Zacatecas posee una cantidad considerable de obras pictóricas que provienen de épocas ancestrales y que no sólo son piezas de museo para mirar, sino que son valiosos documentos que nos comparten las circunstancias de una época, las influencias, la finalidad y efectos de la creación artística.

También se constituyen en relatos plásticos que además de sus virtudes estéticas nos revelan la secuencia de nuestro pasado. Tal es el caso particular de un exvoto anónimo del siglo 19 que está dedicado a la patrona especial de la ciudad de Zacatecas: Nuestra Señora del Patrocinio, cuya fiesta titular es el 15 de septiembre.

En uno de los anexos del santuario del cerro de La Bufa se guarda una interesante pieza pictórica que fue realizada a mediados del siglo 19 como un testimonio de gratitud de una mujer zacatecana, cuyo nombre permanece en el anonimato, al igual que el del autor de la obra.

El exvoto o retablo (denominación con la que se le conoce de manera popular a este tipo de obras pictóricas) fue realizado en aquellos momentos dramáticos en los que México sufría la invasión norteamericana de 1847, es decir, hace exactamente 170 años.

Al respecto queremos precisar que este tipo de creaciones populares sirvieron para consolar a los mexicanos que combatían o caían prisioneros. Tal es el caso de ese exvoto que una mujer zacatecana le ofreció a la Virgen del Patrocinio por salvar la vida de los patriotas de esta entidad federativa que lucharon contra las tropas estadounidenses, dentro y fuera de territorio zacatecano.

Tal vez te interese:  Hoy es fiesta del Beato Bartolo Longo

En los diversos acervos documentales de Zacatecas existen varios testimonios documentales de los soldados zacatecanos que partieron a combatir a los invasores “gringos” (así llamados por los mexicanos en una clara expresión de desprecio: green go, “verde, vete”).

Todo parece indicar que todos o la mayoría de ellos regresaron a sus hogares, sanos y salvos. ¡Cuántas almas devotas debieron encomendárselos a todos los santos o a la Virgen del Patrocinio!. Al menos una persona lo hizo y de ello quedó un testimonio contundente.

El exvoto está fechado el 17 de febrero de 1849, cuando el estado de Zacatecas era gobernado por Manuel González Cosío (el abuelo de María Luz González Cosío, fundadora de la Cruz Roja Mexicana) y cuando el cura de la ciudad era el padre Ignacio de la Cueva.

Un rasgo que llama la atención de esta obra pictórica de regular factura es el que pone de manifiesto la regionalización del conflicto internacional.

Si los zacatecanos no habían padecido daño alguno ante el paso de los invasores por el territorio de esta entidad federativa ni los soldados locales habían sufrido bajas notables, le daban gracias al cielo y, sobre todo, a la intercesora de tal gracia: la Virgen del Patrocinio. Si el país aún no estaba liberado de la invasión, poco importaba eso.

Por otra parte, la imagen nos da cuenta de una sociedad estamental. En el interior de un recinto religioso aparece al centro la advocación mariana de Nuestra Señora del Patrocinio.

Tal vez te interese:  ¡Feliz Navidad! ¡Hoy ha nacido el Salvador!

Debajo de ella aparecen ángeles y arcángeles. Luego, entorno a la Virgen están en primer plano los personajes principales de la ciudad, quienes ostentan vestimentas costosas y uniformes militares de gala.

Al frente de la protectora de la ciudad están los representantes de las distintas órdenes religiosas, ataviado cada uno de ellos con sus respectivos hábitos. En las filas siguientes aparece “el pueblo”, “los simples mortales”, pero al menos no los dejan fuera. Ahí están presentes hombres y mujeres humildes.

Y como en casi todos los exvotos hay una inscripción que menciona la circunstancia adversa y el favor concedido, les compartimos a continuación el contenido del texto del que ahora nos ocupa:

“Este cuadro lo dedica una zacatecana a la imagen de Nuestra Señora del Patrocinio por el inestimable favor que dispensó a los hijos de Zacatecas, habiéndolos libertado de los estragos de la guerra en la invasión de los norteamericanos, siendo gobernador de dicha ciudad, el excelentísimo señor don Manuel González Cosío y cura el señor don Ignacio de la Cueva. 17 de febrero de 1849”.

Esta es sólo una muestra de la riqueza histórica y artística que posee el pueblo zacatecano. Hay una infinidad de obras que nos pueden revelar muchísima información para nuestra deleite cultural y el conocimiento de nuestro pasado… pero sobre todo, para valorar esos tesoros que nos dejaron nuestros antepasados y que ahora forman parte de una ciudad que es Patrimonio Cultural de la Humanidad, desde 1993.

Manuel González Ramírez, Cronista de Zacatecas

Comentarios

comentarios