56° F

Los Angeles,
California
Tipo de cambio
Dolar:$20.37
Euro:€19.6
LOS ANGELES, CA  [simple-weather location="Los Angeles, Usa" days="2" night="yes" units="imperial" text_align="right" display="block" style="large-icons"]
27 de septiembre de 2022
CONTACTO: +52 55 5211 5814
REDES

Donald Trump se dará un tiro en el pie expulsando a migrantes

Donald Trump se dará un tiro en el pie expulsando a migrantes

El Presidente Donald Trump sigue sembrando incertidumbre. Un día dice a legisladores que “una reforma migratoria es posible” -despertando la esperanza de legalización de millones de migrantes indocumentados que no han cometido delitos- y al otro, confirma que erigirá un muro.

Antes de tomar decisiones irreversibles, el republicando tendría que reflexionar que EEUU será el primer perdedor si inicia una política de deportaciones masivas.

Un reciente estudio realizado por la empresa de investigaciones Oxford Economics reveló que la primera oleada de expulsiones derivada de la política migratoria de Trump podría traducirse en una pérdida de dinamismo económico equivalente al 0.3% del PIB para EEUU.

Esta cifra parece pequeña, pero no lo es.

Equivale a más de 50,000 millones de dólares que, como referencia, es justo el monto en el que el mandatario estadounidense quiere incrementar el presupuesto de defensa de su país a partir del 2018.

Migrantes: trabajadores y consumidores

¿Por qué pierden Trump y su economía?

Durante su campaña proselitista, Trump realizó promesas monumentales. Habló de deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados en sus primeros dos años de gobierno. Un bumerang que se revertiría totalmente en su contra.

Primero, porque se desharía de mano de obra valiosa, con lo que “Trump caminaría sobre un terreno muy riesgoso”, advierte Oxford Economics.

Si todos los inmigrantes indocumentados fueran reenviados a sus países de origen (America, first, dice el controvertido Presidente), efectivamente, estos empleos serían devueltos a los estadounidenses, pero EEUU tendría un déficit de 4 millones de plazas sin cubrir, especialmente en el campo, la construcción y el turismo, según estimaciones del American Action Forum , un organismo liderado por Douglas Holtz-Eakin, quien fuera en el pasado Director de la Oficina de Presupuesto del Congreso de EEUU.

Pero centrémonos ahora exclusivamente en los migrantes mexicanos.

Cifras del Banco Mundial, organismo internacional de carácter apolítico, estiman que los migrantes mexicanos y sus hijos generan actualmente una riqueza cercana al 8% del PIB de Estados Unidos. Datos que coinciden con análisis que ha hecho BBVA-Bancomer sobre el mismo tema. Hablamos pues de que generan una riqueza anual superior a 1 billón de dólares. Esto es mucho dinero.

Tal vez te interese:  Demócratas buscan que ICE deje de hacer uso excesivo del aislamiento

Y ¿cuánto dinero envían esos migrantes a sus familias en México vía remesas? Apenas 25 mil millones de dólares anuales.

Dicho por su nombre: más de 99% de la riqueza que generan los migrantes de origen mexicano se queda y se gasta en Estados Unidos.

Sí pagan impuestos

El gobierno de Trump también ha argumentado que los trabajadores indocumentados utilizan las escuelas y los hospitales públicos, pero no pagan impuestos.

Esto no es así, a la luz de los expertos. Un estudio realizado por el Institute on Taxation and Economic Policy reveló que actualmente los trabajadores indocumentados mexicanos pagan impuestos por el equivalente a unos 12 mil millones de dólares. Y como tienen miedo a ser deportados, jamás piden beneficios de seguridad social ni osan solicitar una devolución de impuestos.

¿Quién le debe a quién entonces?

Cada vez más viejos

Pero hay más. La población de EEUU está envejeciendo -como sucede, de hecho, en todos los países desarrollados- y los migrantes son la fuerza laboral que puede compensar dicho envejecimiento.

Un estudio realizado por Alejandro Canales, profesor investigador del Departamento de Estudios Regionales Ineser de la Universidad de Guadalajara, con datos al 2015, concluyó que el avance del envejecimiento de la población blanca de EEUU ha alcanzado tal punto que comenzó a manifestarse ya como déficit de población en edad productiva.

“Y la inmigración latinoamericana es la que ha permitido cubrir estos desequilibrios aportando los volúmenes de población necesarios para proveer la fuerza laboral que requiere el dinamismo económico estadounidense”.

Sin inmigrantes, el futuro de la economía de EEUU está en riesgo. Así de simple.

Por ello, si Donald Trump tiene buenos asesores económicos, sería tiempo de que comience a revisar a fondo las cifras y moderar sus amenazas en materia migratoria. Si los migrantes se van, su país es el primero que perderá. ***