Conoce las 5 amenazas migratorias de Donald Trump

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció en Phoenix su política migratoria en agosto pasado. Lo hizo justo después de haber visitado México y sostener un encuentro con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Sus promesas fueron duras. De cumplirse, afectarían a unos 11 millones de mexicanos ilegales radicados en EEUU. Revisemos sus compromisos:

  1. Deportaciones masivas. El empresario republicano aseguró que todo aquel que hubiera entrado ilegalmente a los Estados Unidos sería deportado. “No más amnistía a la inmigración ilegal desde el primer día de mi presidencia”, expresó entonces”.

Dejó claro que primero serían enviados a sus países de origen los extranjeros que han tenido conductas criminales, que según sus estimaciones son 2 millones de personas.

En este punto, vale la pena recordar que Barack Obama ya tiene en marcha (desde noviembre del 2014) una política para expulsar a todo aquel inmigrante que suponga riesgos para la seguridad del país. Lo que Trump pretende es hacerla más rigurosa.

  1. El muro. El presidente electo afirma que construirá un muro en la frontera entre México y Estados Unidos y anticipa que será pagado con las remesas de los mexicanos que trabajan en su país.

La pregunta obligada es, ¿cómo pretende lograrlo? Trump reformaría la USA Patriot Act, una ley diseñada originalmente para frenar el terrorismo, pero que le permitiría bloquear las transferencias que hacen los mexicanos a sus familias.

Las remesas son muy importantes porque actualmente superan los 20 mil millones de dólares anuales, esta medida afectaría a 10 millones de familias en México que reciben regularmente fondos desde EEUU.

Al delinear su política migratoria, Trump aseguró que solo eliminaría el bloqueo para las remesas cuando el gobierno mexicano acepte pagar íntegramente el muero (que costaría unos 10 mil millones de dólares).

  1. Más agentes. El republicano habló de crear una “fuerza de deportación” dedicada especialmente a esta tarea y de integrar 5.000 nuevos agentes a la patrulla fronteriza dedicada a frenar el tránsito de migrantes ilegales.
  2. Inmigración selectiva. Trump dejó claro que, durante su gobierno, la inmigración será solo para una elite. “Para ciudadanos con méritos, habilidades y competencias”. Y dejó claro que habrá una política de “cero tolerancia” para aquellos inmigrantes que hayan cometido algún delito.
  3. Fin de las ciudades santuario. En EEUU hay alrededor de 300 “santuarios”, esto es, ciudades ubicadas preponderantemente en Denver, Nueva York y California que optado por no ayudar a las autoridades de inmigración en su tarea de expulsar extranjeros. Lo hacen porque consideran que las comunidades de migrantes de sus zonas respectivas representan ingresos para sus comunidades. Para presionar a dichos santuarios, Trump tiene previsto bloquearles fondos federales para obligarles a denunciar a los migrantes ilegales que viven en estos territorios.

Hasta ahora, el empresario republicano no se ha pronunciado nuevamente sobre este tema, pero se espera que pronto retome el que ha sido uno de los estandartes de su campaña.***

Tal vez te interese:  Reparten volantes 'racistas' en Chicago; ofrecen hasta 10 mil dólares a quien reporte a inmigrantes con ICE