Por explotación laboral empresas de EE. UU., indemnizarán a migrantes mexicanos

La explotación laboral se define como una actividad ilegal que implica hacer que un trabajador realice actividades a cambio de recibir un pago inferior al trabajo que realiza. | Foto: Enlace Latino.
Las empresas Columbia Export Group, OMG Global Logistics y Atlas Freight Forwarding, incurrieron en fraude y explotación laboral en agravio de migrantes.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Un total de 108 migrantes mexicanos que cruzaban todos los días la frontera de México para ir a trabajar a las bodegas de empresas establecidas en Estados Unidos (EE. UU.), recibirán 2 millones de dólares de forma global, como indemnización, tras haber sido víctimas de explotación laboral.

Esto, después de que el Departamento del Trabajo de Estados Unidos y el consulado de México en San Diego, realizaron una investigación sobre el esquema de trabajo de los ciudadanos mexicanos, y detectaron una modalidad de fraude y explotación laboral con la que empresas estadounidenses en la frontera pagaban a los trabajadores en pesos mexicanos a una tasa equivalente de tan solo 2.50 dólares por hora, lo cual constituye una violación de la Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA).

“Pagar a los trabajadores del almacén por debajo del salario mínimo y no pagar las horas extras son prácticas ilegales que nunca se deben tolerar”, expresó el Cónsul General de México, Carlos González Gutiérrez, en San Diego.

“Que estos casos nos recuerden a todos, tanto trabajadores como a patrones, que una vez que el trabajador cruza la frontera México-Estados Unidos se aplica la ley laboral de los Estados Unidos y se hará cumplir estrictamente”, agregó.

La investigación estuvo a cargo de la División de Salarios del Departamento del Trabajo, en contra de las empresas Columbia Export Group, OMG Global Logistics y Atlas Freight Forwarding, y una vez que concluyó la indagatoria determinó que además de que pagaban a los trabajadores un salario en pesos, cuando trabajaban en Otay Mesa, California, una zona al sudeste de San Diego, justo al borde de la frontera entre Estados Unidos y México; tampoco cubrían el tiempo extra trabajado.

Tal vez te interese:  ¿Dudas de una oferta de trabajo en el extranjero? Checa si es falsa o real

En consecuencia, la autoridad impuso una sanción equivalente al pago, en una suma combinada, de casi dos millones de dólares a favor de 108 trabajadores migrantes mexicanos, por reposición de salarios mínimos y tiempo extra no cubiertos.

Los investigadores de la división determinaron que Columbia Export Group PDSA, OMG Global Logistics y Atlas Freight Forwarding participaron en esquemas similares para explotar a los trabajadores y eludir la FLSA, incluido el uso de afiliados en México para pagar a sus empleados como si trabajaran en México, no en los EE. UU.

“La explotación como la que encontramos en estas investigaciones es inaceptable. A nadie se le debe pagar tan solo $2.50 por hora”, expresó Jessica Looman, administradora interina de la División de Horas y Salarios.

“El resultado de estos casos envía un mensaje claro de que el Departamento de Trabajo de EE. UU. responsabilizará a estos infractores de las leyes laborales”, asentó.

Looman advirtió que continúan las investigaciones para detectar si existe esta modalidad de explotación laboral y abuso en contra de los trabajadores migrantes en otras empresas asentada en Estados Unidos.

¿Qué es la explotación laboral?

La explotación laboral se define como una actividad ilegal que implica hacer que un trabajador realice actividades a cambio de recibir un pago inferior al trabajo que realiza; asimismo, que se le someta a una jornada laboral que no es equiparable con el sueldo que recibe y, en algunos casos, sin el beneficio de las prestaciones labores previstas en la ley.

Algunas leyes en materia laboral y trata de personas consideran la explotación laboral como una forma de esclavitud contemporánea identificada, principalmente, en un esquema de trabajo mal pagado que incluye también el abuso y maltrato físico o verbal por parte empleador hacia el empleado, hasta la precariedad laboral.