Polleros abandonan a un niño migrante de 2 años en Veracruz

Foto: INM
Además del niño migrantes, el INM informó que localizó el cuerpo de un joven sin vida, de alrededor de 25 años de edad.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Un niño migrante de dos años de edad fue abandonado por polleros sin sus padres en Veracruz junto a otros siente extranjeros, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

A través de un comunicado, el INM detalló que los ocho migrantes fueron auxiliados junto a elementos de la Guardia Nacional (GN). Además, detalló que estas personas viajaban en un tractocamión con aparentemente más de 100 personas migrantes en condición de hacinamiento.

Tal vez te interese:  México presenta su estrategia de atención para repatriados y retornados
Tal vez te interese:  Migrantes se amotinan en estación migratoria Siglo XXI; están detenidos a pesar de tener visas

De acuerdo con el reporte oficial, los hechos ocurrieron alrededor de las 10:30 horas en la carretera Ocozocuautla-Las Choapas. Fue en ese lugar donde encontraron a los migrantes de origen centroamericano, quienes presentaban síntomas de deshidratación y asfixia.

Lamentablemente, se localizó el cuerpo de un joven sin vida, de alrededor de 25 años de edad.

Migrantes relatan cómo fue que el niño migrante terminó abandonado

Por su parte, los migrantes detallaron al INM que horas antes, varios de sus compañeros de viaje comenzaron a desvanecerse por la falta de aire y el calor. Otros exigieron a gritos y golpes -en las paredes del vehículo- que el chofer detuviera su marcha.

Después de un tiempo, el transporte paró y uno de los polleros abrió una de las puertas. Esto hizo que los hombres y mujeres empezaran a brincar y correr por el pavimento y hacia la maleza.

Sin embargo, ocho personas no pudieron huir. Unas bajaron para quedar tendidas sobre la carretera, otras se sofocaron al interior.

El niño migrante de escasos dos años, con el dorso desnudo, fue abandonado en el acotamiento, entre la barrera metálica, ropa suelta, mochilas y comida tirada. Ninguno de los adultos declaró ser familiar del menor.

En tanto, el INM notificó a la representación de la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, a fin de que asumiera su tutela y cuidado; posteriormente se inició contacto con el consulado de Guatemala al haber indicios de que el niño podría ser de esa nacionalidad.

El resto de los migrantes fueron llevados a una sede cercana del Instituto Nacional de Migración para continuar con su atención.