Cierre de fronteras fue para detener la migración, no al Covid-19: AP

El cierre de las fronteras de EEUU provocó la expulsión del país de casi 150 mil niños y adultos quienes perdieron el derecho a solicitar asilo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más de medio año después de que el gobierno de Estados Unidos sellara sus fronteras para evitar la propagación del coronavirus Covid-19, informes revelaron que la orden dada por el vicepresente Mike Pence no tenía sustento y que incluso contradijo lo recomendado por los expertos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Dicha información fue revelada a la agencia de noticias AP por dos exfuncionarios de Salud, quienes explicaron que no había motivos para cerrar la frontera.

Sin embargo, a principios de marzo, el vicepresidente Pence llamó al Dr. Robert Redfield, director de los CDC, y le ordenó el cierre.

Esto a pesar de que los expertos en salud pública pidieron a la administración a centrarse en el uso de las mascarillas faciales a nivel nacional, hacer cumplir el distanciamiento social y aumentar el número de marcadores de contacto para rastrear a las personas expuestas al virus.

Tal vez te interese:  ¿A quiénes afecta la restricción de viajes a Estados Unidos?

México es el más afectado por el cierre de las fronteras

Aunque la orden incluyó las fronteras con México y Canadá, los más afectados fueron los miles de solicitantes de asilo en la frontera sur.

Hasta el momento, la acción ha provocado la expulsión del país de casi 150 mil niños y adultos de Estados Unidos.

Stephen Miller, uno de los principales asesores del presidente Donald Trump y un firme opositor a la inmigración, presionó por el cierre de las fronteras.

Tal vez te interese:  ¿Qué pasa si viajo por Estados Unidos sin un permiso I-94?

El Título 42 de la Ley del Servicio de Salud Pública otorga a los funcionarios de salud poderes durante una pandemia para tomar medidas extraordinarias.

Uno de ellos es la capacidad de detener el flujo de inmigración desde países con un alto número de casos confirmados.

Sin embargo, los expertos en salud pública dicen la administración Trump de descartar la toma de decisiones con objetivos políticos ha puesto en peligro a muchos, incluido al presidente.