Dolores Almaraz enseña a las mujeres latinas a progresar económica y personalmente

Dolores Almaraz trabaja activamente en favor de las mujeres latinas en California.
AMIGOS DE CONEXIÓN MIGRANTE: Las mujeres mexicanas en Estados Unidos deben participar plenamente en la vida social, económica y cultural del país, afirma Dolores Almaraz, madrina de los Amigos de Conexión Migrante, quien ofrecerá talleres para empoderar a la mujer.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Mujeres Migrantes en Progreso, la organización que preside esta activista en California, capacita a las mujeres mexicanas radicadas en EEUU en temas de primeros auxilios y cosmetología, entre otras disciplinas. Conexión Migrante te cuenta su historia y te explica cómo obtener una de sus becas inscribiéndote en Amigos de Conexión Migrante.

Los años difíciles

A Dolores Almaraz la vida le obligó a ser valiente. En 1986 su madre enfermó y estuvo en casa deshabilitada, esto la hizo partir hacia Estados Unidos en busca del sustento para ella y sus hermanos.

Un conocido suyo, que ya vivía en Estados Unidos, la animó a partir. Le dijo que podía trabajar de niñera con una familia mexicana de California. Un familiar la ayudó a cruzar la frontera y Dolores inició esta nueva aventura. No fue fácil aceptar que ya no viviría con su familia.

Desafortunadamente, su primera empleadora, una mexicana con una posición económica holgada, la maltrató emocional y laboralmente durante sus primeros años en Estados Unidos.

“Cuando no estás informado, tienes miedo de todo. Ves a cualquier policía y pienses que irán por ti para regresarte a México”, dice Dolores aún conmovida por el miedo que sentía hace 34 años.

Incluso salir a la tienda a comprar comida le provocaba ansiedad. Hoy, lamenta profundamente que este abuso proviniera de una paisana y en un periodo en el que, siendo adolescente, Dolores Almaraz no sabía cómo defenderse.

Los años pasaron, llegaron nuevos empleos, la maternidad y Dolores descubrió también su vena de activista.

El nacimiento de una activista

En 2002, Dolores se animó a participar como madre voluntaria y presidenta de un programa preescolar del condado de Santa Ana, y fue ahí donde comenzó a trabajar en favor de los migrantes.

Tal vez te interese:  INE multa a morena con 192 mdp por financiamiento ilícito; AMLO acusa venganza

Pero quería ir más lejos. Así que, su energía y su experiencia como mujer migrante la llevaron a emprender un proyecto propio destinado a brindar formación a las mujeres.

“En 2017 me animé, tomé la decisión de hacer algo que reflejara mi visión. Quería crear algo que estuviera ligado a la mujer migrante y fue cuando fundé Mujeres Migrantes en Progreso”, cuenta Dolores.

Nacen las Mujeres Migrantes en Progreso

Mujeres Migrantes en Progreso tiene como misión empoderar a la mujer gracias a la información y aprovechando los recursos que brindan las autoridades. Almaraz siempre busca patrocinadores para los talleres que brinda para la capacitación de mujeres.

Ofrece talleres sobre salud mental, primeros auxilios y cosmetología. En el caso de los cursos de cosmetología, ella puede impartirlos directamente porque posee una licencia en cosmetología aprobada por el estado de California tras haber estudiado en el año 2011.

Así que propone clases de maquillaje gratis, con todo y el material, para que las mujeres aprendan a verse bien, sentirse seguras y emprender sus propios negocios.

“Tengo dos alumnas que ya tienen clientas a las que maquillan. Ya cuentan con sus propios materiales de calidad y brindan este servicio”, dice con orgullo.

A Dolores Almaraz se le entrecorta la voz cuando dice que su inspiración para Mujeres Migrantes en Progreso fue ofrecer a otras mujeres lo que ella hubiera querido tener al llegar a Estados Unidos, un periodo en el que se encontraba sola y sin apoyo alguno.

Tal vez te interese:  ¡Nace Amigos de Conexión Migrante!

“La mujer es el pilar de la casa y si ella está bien, todo está bien. Creo que somos un diamante, debemos encontrar nuestro camino. Los talleres que ofrezco las ayudan a salir adelante”, dice la también madrina de la membresía Amigos de Conexión Migrante.

En 2019, ayudó a más de cien mujeres. En 2020, no se cruzó de brazos con el coronavirus, ha apoyado a más de 800 familias con entregas de comida.

Reunificaciones, el siguiente paso

Ahora desea realizar reunificaciones familiares, es decir, traer a California a adultos mayores que residen en la Ciudad de México y que tienen muchos años sin ver a sus hijos que migraron a Estados Unidos.

También ha comenzado a apoyar a artesanos mexicanos a quienes ayuda a vender sus productos (bisutería y árboles de la vida) en Estados Unidos. Les busca compradores y los fondos se van directo a México, a las comunidades de origen de los artesanos.

 

“Los migrantes somos personas de valores que no olvidamos nuestro origen, pero es importante estar informados. Por eso invito a los migrantes y sus familiares en México a hacer comunidad integrándose a los Amigos de Conexión Migrante, porque la unión hace la fuerza”.