Los migrantes detenidos y el coronavirus