Coronavirus revela que Canadá depende de los trabajadores migrantes

Facilita gobierno trabajo a 50 zacatecanos en el sector agrícola de Canadá
Los trabajadores migrantes temporales viajan a Canadá cada año por varios meses, sin embargo, sus actividades no les abren las puertas a la residencia
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La pandemia provocada por el coronavirus Covid-19 ha dejado clara una cosa, que a pesar de que Canadá depende de los trabajadores migrantes, durante décadas han sido invisibles para el país, violando sus derechos en algunos casos y negándoles cualquier posibilidad de ajustar su estatus migratorio.

Los trabajadores migrantes temporales viajan a Canadá varios meses cada año para desempeñarse en industrias como la agricultura, servicios alimenticios, alojamiento y la atención.

A pesar de que algunas de estas actividades son trabajos esenciales, a menudo se caracterizan por los bajos salarios y condiciones laborales difíciles.

Además, son trabajos que los canadienses no están dispuestos a hacer.

La crisis sanitaria hizo a los trabajadores migrantes visibles

Fue gracias a la crisis sanitaria que muchos canadienses se enteraron de la fuerza laboral migrante y su importancia para el país.

Canadá ha permitido la migración temporal de trabajadores de bajos salarios desde la década de 1960.

El Programa de Trabajadores Agrícolas Estacionales (SAWP), un programa de trabajo migratorio temporal cíclico operado por acuerdos bilaterales entre Canadá y países como México, existe desde hace más de 50 años.

Tal vez te interese:  Sí ya tengo trabajo en Canadá y llegué al país ¿Qué sigue?

Miles de trabajadores migrantes viajan cada año a Canadá por varios meses, sin embargo, este tiempo no se puede utilizar para solicitar la inmigración permanente.

Efectivamente, estos trabajadores obtienen un ingreso y pueden enviar dinero a sus familias.

Además, estos trabajos son considerados como una mejora sobre los disponibles en México. Sin embargo, siguen siendo un trabajo infravalorado por los estándares canadienses.

Es más, cada año se escuchan abusos sobre el programa SAWP.

La crisis sanitaria, los cierres fronterizos y las restricciones de viaje preocuparon a los agricultores canadienses, pues temían el colapso de su cosecha, su negocio y su propio sustento si no se permitía a los trabajadores migrantes viajar a Canadá.

De momento, se le permite a los jornaleros viajando a Canadá, pero ha habido demoras en los programas de trabajo.

¿Cuál es la solución?

Es hora de que Canadá mejore drásticamente las condiciones de trabajo, los salarios, derechos legales y la oportunidad de inmigrar a Canadá.

Aunque los trabajadores migrantes cobran lo mismo que los canadienses, una de las características distintivas de estos trabajos son los bajos salarios.

Las violaciones de los derechos laborales, incluidas las violaciones salariales, contra los trabajadores migrantes están generalizadas y bien documentadas.

Los trabajadores migrantes en ocupaciones de bajos salarios son tan vitales para la economía canadiense como los trabajadores calificados, y de manera similar se les debe dar la oportunidad de inmigrar permanentemente.

Un proyecto piloto federal reciente para trabajadores agrícolas está haciendo exactamente eso, y con suerte se ampliará en el futuro.

Este texto fue publicado originalmente en The Conversation