Así funciona la repatriación de personas en México

¿Qué es la repatriación?
Si has escuchado noticias sobre la repatriación, nosotros te explicamos en qué consiste y cuáles son las etapas del Proceso de Repatriación.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La repatriación es el proceso de devolver a una persona voluntariamente o por la fuerza a su lugar de origen o ciudadanía. Por lo tanto, el término repatriación aplica para los refugiados, solicitantes de asilo y migrantes indocumentados.

Este concepto también se usa para referirse a la acción de trasladar los restos de una persona a su país de origen. Por lo tanto, si un mexicano muere en otro país, su familia puede pedir la repatriación del cuerpo para que pueda ser velado en su tierra natal.

El Gobierno de México cuenta con su propio Programa de Repatriación, el cual se ofrece a través del Instituto Nacional de Migración (INM).

El INM también colabora con otras dependencias gubernamentales en este proceso. Para llevarlo a cabo, ha implementado tres etapas en el proceso de repatriación.

¿Cuáles son las etapas del Programa de Repatriación?

Solicitud de la repatriación y salida

El primer paso es contactar a las autoridades mexicanas para solicitar la repatriación.

A través de sus 50 consulados mexicanos en Estados Unidos, la Secretaría de Relaciones Exterior (SRE) ofrece asesoría y apoyo para hacer los trámites necesarios para repatriar a los mexicanos, sobre todo, a quienes soliciten su regreso a territorio nacional de manera voluntaria, en situación vulnerable o en emergencia.

Del mismo modo, el Centro de Información y Asistencia a Mexicanos (CIAM) está disponible las 24 horas del día orientando a los mexicanos sobre los servicios consulares para proteger sus derechos en el exterior. El número telefónico dentro de Estados Unidos es 520 62 38 74.

Además, la aplicación MiConsulmex da apoyo en línea a mexicanos en el exterior. Esta herramienta está disponible para teléfonos inteligentes.

Recepción

Posteriormente, el INM ofrece servicios de manera gratuita en sus 11 módulos de repatriación, instalados en 5 estados cercanos a Estados Unidos. Estos servicios incluyen, por ejemplo:

  • Alimentación.
  • Salud.
  • Expedición de constancia de repatriación.
  • Impresión de la Clave única de Registro de Población (CURP).
  • Información y orientación sobre apoyos gubernamentales.
  • Traslados locales a albergues temporales.
  • Descuento para autobuses.

Los 11 módulos de repatriación que se encuentran en la frontera norte son:

  • Baja California (Tijuana-San Isidro, Mexicali-Calexico).
  • Sonora (San Luis Río Colorado-Yuma, Nogales-Nogales).
  • Chihuahua (Ciudad Juárez-El Paso, Ojinaga-Presidio).
  • Coahuila (Ciudad Acuña-Del Río, Piedras Negras-Eagle Pass).
  • Tamaulipas (Matamoros-Brownsville, Nuevo Laredo-Laredo, Reynosa-Hidalgo).
Tal vez te interese:  Política migratoria de AMLO pone en riesgo a mexicanos deportados

Reintegración

Este es el último paso en el proceso. El INM promueve la inclusión de los connacionales repatriados en todos los programas sociales. Entre ellos se encuentran:

  • Acceso a servicios de salud, incluyendo la psicosocial.
  • Derecho al empleo.
  • Programas sociales que promuevan su recuperación de pertenencia.
  • Derecho a la identidad.
  • Revalidación de estudios.
  • Certificación y evaluación de capacidades y habilidades adquiridas.
  • Acceso a servicios financieros.
  • Orientación jurídica con temas en México.
  • Asesoría con temas pendientes en Estados Unidos o Canadá, a través de la SRE.

El INM tiene un enlace de repatriación en cada estado de México. Para conocer el enlace de tu comunidad, consulta el directorio.