Detienen en EU a Genaro García Luna por recibir sobornos de El Chapo

García Luna fue responsable de la AFI durante el gobierno del expresidente Vicente Fox, y también fue secretario de Seguridad Pública con Felipe Calderón
García Luna fue responsable de la AFI durante el gobierno del expresidente Vicente Fox, y también fue secretario de Seguridad Pública con Felipe Calderón.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Genaro García Luna, exfuncionario de seguridad mexicano fue acusaron por aceptar millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa, liderado alguna vez por el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, para ayudarlo a operar con “impunidad” en México, dijeron el martes fiscales federales estadounidenses.

García Luna, de 51 años, quien vive actualmente en Florida, enfrenta cargos de conspiración para el narcotráfico y falsas declaraciones.

El exfuncionario pasaría el resto de su vida en prisión si es encontrado culpable, afirmó el Departamento de Justicia.

Al exfuncionario lo arrestaron en Dallas el lunes y se espera que su caso sea lleve en una corte de Brooklyn, Nueva York.

Justo donde un jurado condenó en febrero a “El Chapo” por cargos de narcotráfico.

“(El caso) demuestra nuestra determinación de llevar ante la justicia a quienes ayudan a los cárteles a infringir daños devastadores a Estados Unidos y México”, dijo Richard Donoghue, fiscal de Brooklyn.

García Luna fue responsable de la Agencia Federal de Investigación (AFI) de 2001 a 2005, durante el gobierno del expresidente Vicente Fox.

También fue secretario de Seguridad Pública de 2006 al 2012, con el expresidente Felipe Calderón.

Según documentos de la Corte, el Cártel de Sinaloa sobornó a García Luna para poder pasar drogas a través de la frontera.

De igual manera obtener información sobre cárteles rivales y sus actividades.

Tal vez te interese:  Testigo afirma que "El Chapo" dio soborno de 100 mdd a Peña Nieto

Su relación con el narcotráfico

Los fiscales también dijeron que el exfuncionario, quien se mudó a Estados Unidos en 2012, mintió a las autoridades estadounidenses sobre sus actividades para el cártel cuando solicitó la naturalización en 2018.

El acusado enfrentará un mínimo de 10 años obligatorios en prisión si es condenado por el cargo de conspiración de drogas.

Mientras, la periodista mexicana Anabel Hernández, quien ha realizado amplias investigaciones sobre los nexos de García Luna y colaboradores cercanos con el cártel de Sinaloa, ha denunciado amenazas de muerte por su trabajo.

“Es un hecho congruente, positivo”, dijo Hernández a Reuters sobre la detención del que consideró como “el hombre más fuerte” del gobierno de Calderón.

Hernández, quien no vive en México, dijo que hace dos meses funcionarios del gobierno de Estados Unidos la contactaron para decirle que tenían “información sólida” que revelaba que García Luna había orquestado un plan para asesinarla.

A García Luna se le acusó en 2005 de montar un operativo en el que se detuvo a la ciudadana francesa Florence Cassez, junto con su novio, por secuestro.

El caso atrajo la atención internacional y una demanda de Francia para que ella fuera trasladada a su país.

Finalmente, Cassez se liberó luego de que la Suprema Corte de México resolvió que la forma en que la detuvieron había contaminado el juicio de la francesa y obligó a que se suspendiera la sentencia de 60 años en prisión.