Proyecto de ley podría negar asilos y acelerar las deportaciones; republicanos fuerzan voto
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
Proyecto de ley podría negar asilos y acelerar las deportaciones; republicanos fuerzan voto
Conexión Migrante | 1 agosto, 2019
Proyecto de ley podría negar asilos y acelerar las deportaciones; republicanos fuerzan voto

Foto: Voz de América. Senador Lindsey Graham, presidente de Comisión Judicial del Senado, republicano por Carolina del Norte.

La propuesta de ley llamada: “Ley de Seguridad y Protección de 2019”, tiene por objetivo “cerrar” las “lagunas legales” que impiden a Trump arrestar a migrantes y acelerar las deportaciones.

El Comité Judicial del Senado aprobó enviar al pleno un proyecto de ley que le daría al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, un mayor poder para negar asilos en la frontera, arrestar por más tiempo a los migrantes solicitantes de asilo y acelerar las deportaciones, sin embargo, es difícil que salga adelante pues no cuenta con los votos necesarios.

El republicano Lindsey Graham ganó, este jueves, en el Comité Judicial del Senado la batalla para cambiar la ley de asilo, lo cual podría fortalecer la política de “Tolerancia Cero” de Trump.

Graham, considerado uno de los legisladores más fieles de Trump y quien preside el Comité Judicial de la Cámara Alta, presentó a los miembros del panel la iniciativa denominada “Ley de Seguridad y Protección de 2019”, la cual tiene por objetivo “cerrar” las “lagunas legales” que impiden a Trump arrestar a migrantes y acelerar las deportaciones.

“La legislación está diseñada para cerrar las brechas en la ley actual que han llevado a una afluencia masiva de migrantes de los países del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) que viajan a Estados Unidos, buscan agentes de la Patrulla Fronteriza, se entregan y solicitan asilo”, dijo la oficina de Graham en un comunicado poco antes de la sesión del Comité.

Para ser aprobado en el pleno del Senado, el proyecto de ley requiere por lo menos 60 votos y los republicanos sólo cuentan con 53. Y en la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, se necesitan 218 votos y los republicanos sólo cuentan con 197.

Las “lagunas” como las llama Trump, corresponden a la ley TVPRA de 2008, que impide la deportación acelerada de migrantes menores detenidos en la frontera y exige que sea un juez de inmigración quien decida sobre las solicitudes de asilo.

Tal vez te interese:  Salud y migración dividen a demócratas en segunda noche de debate

El Acuerdo Judicial Flores de 1997,  prohíbe al gobierno federal privar de libertad a menores en centros de detención por más de 20 días.

Publicidad
Publicidad

El martes Trump volvió a criticar a los demócratas por no aceptar sus propuestas y continua culpandolos de ser los responsables de la actual crisis que se vive en la frontera.

Los demócratas tienen una visión contraria a la Trump, desde que llegó a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017.

“La propuesta del senador Graham (y del presidente Trump) no incluye garantías de que los niños serán tratados humanamente o que estarán a salvo de la violencia una vez que sean deportados”, dijo el senador Richard Durtbin , uno de los principales miembros del subcomité de Inmigración del Poder Judicial del Senado.

“Esta iniciativa de ley no hace nada para abordar las causas que están provocando que los migrantes huyan del Triángulo del Norte en números récord”, añadió Durtbin.

Mientras los demócratas sostienen que la crisis en la frontera deriva principalmente de la situación de pobreza y violencia en los países del Triángulo Norte y México, Trump insiste en que son las “lagunas legales” las que motivan la huida, al impedir que el gobierno detenga a estas personas y los coloque en procesos acelerados de deportación.

“Podemos tener seguridad fronteriza y aún respetar nuestra herencia como nación de inmigrantes. Podemos tener un flujo ordenado de inmigrantes a nuestra frontera y seguir cumpliendo con nuestras obligaciones internacionales de proteger a los refugiados que huyen de la persecución, como lo hemos hecho de manera bipartidista durante décadas”, dijo Durbin.

A mediados de mayo Graham  presentó su plan para cambiar la política de asilo basado en cuatro puntos que, aseguró, “detendrán la crisis humanitaria” generada por la llegada de cientos de centroamericanos a la frontera sur de EU.

Hasta ahora, la ley estipula que el solicitante de asilo puede estar y permanecer en territorio estadounidense mientras su caso es procesado y tiene una decisión final. Pero recientes cambios de reglamento han modificado algunos procedimientos, como por ejemplo que algunos solicitantes de asilo sean regresados a México a esperar la resolución de sus solicitudes.

El proyecto de ley presentado por Graham deberá ser agendado para ir al pleno. El Congreso inició este jueves un período de vacaciones de seis semanas y vuelve a sesionar hasta el 9 de septiembre.

Con información de Univisión Noticias

Facebook Comments