EU tiene más de 327 mil solicitudes de asilo pendientes; 65% de las peticiones serán negadas

Miles de personas están varadas en la frontera entre México y USA en espera de respuesta a sus casos de asilo. | Foto: Voz de América.
Las personas que presenten una solicitud de asilo enfrentan un difícil proceso, con esperas largas y falta de información; lo peor es para los mexicanos, guatemaltecos, hondureños y salvadoreños
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

De 2010 a 2019, el número de solicitudes de asilo pendientes de migrantes que desean quedarse en Estados Unidos pasó de 6 mil 309 casos a 327 mil 984, reportó el Colegio de la Frontera Norte (Colef) basado en datos de USAFacts.

Lamentablemente, la mayoría de las solicitudes de asilo presentadas por ciudadanos de países como México, Guatemala, Honduras y El Salvador serán negadas, aproximadamente el 80% de las peticiones.

La figura del asilo en EU se define con base en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y su Protocolo de 1967.

Esta figura contempla que toda persona que se encuentra fuera del país con temores fundados de persecución debido a cuestiones de raza, religión, pertenencia a un grupo social particular, opinión política u origen nacional puede solicitar asilo.

Una persona puede solicitar asilo cuando ya se encuentra en territorio de ese país, o en un puerto de entrada.

Existen dos vías para hacer una solicitud de asilo: a través de un proceso afirmativo o uno defensivo.

Asilo afirmativo

El proceso de asilo afirmativo es el realizado por la Oficina de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) a las personas que ya se encuentran al interior de Estados Unidos y no están bajo procedimiento de remoción (removal).

Estos casos son resueltos por los oficiales de asilo que conceden la solicitud o remiten la petición no concedida (negada) a la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) dentro del Departamento de Justicia, donde se encuentran las cortes de migración.

En aquellos casos en los que se niega la petición por los oficiales de asilo, la persona puede solicitar una revisión ante un juez de migración o recibe una orden de deportación y puede iniciar nuevamente el proceso pero ahora como en un caso defensivo.

Gráfica: Colef

Asilo defensivo

Las personas que pueden aplicar al asilo defensivo son aquellas que se les ha iniciado un proceso de remoción (removal), pueden estar detenidas o no. Este mecanismo incluye a personas que han sido detenidas en la frontera con México. Este tipo de solicitud requiere una entrevista de temores fundados.

Gráfica: Colef
Tal vez te interese:  Asilo: sigue este proceso para entrar o quedarte en USA

Se disparan las solicitudes

El número de solicitudes de asilo afirmativo aumentó rápidamente durante los últimos años; pasó de 28 mil 443 casos en el año fiscal 2010 a 142 mil 800 en el año fiscal 2017.

Sin embargo, para el año 2018 las solicitudes descendieron en un 25%.

Los casos que se presentan en la frontera con México son considerados defensivos, y han ido en aumento drásticamente a partir del año fiscal 2016 pasando de 68 mil 849 a 120 mil 094 en 2017.

Los dos tipos de solicitudes de asilo han incrementado notablemente en los últimos años. De acuerdo con USAFacts, las solicitudes han ido aumentando más rápidamente que las resoluciones, provocando un enorme rezago o acumulación de casos en el sistema (backlog).

Gráfica: Colef

El Colef estima que de todas las personas que solicitan asilo en EU, el 65% de las peticiones son rechazadas, sin embargo, para México y los países del triángulo norte de Centroamérica el dato es más desalentador con un 80% de posibilidades de rechazo.

Gráfica: Colef

Las largas listas de espera

Durante el segundo semestre de 2016, ante la llegada de un número muy alto de solicitantes de asilo en el puerto de entrada de San Ysidro, California, los funcionarios de la Agencia de Aduanas y Fronteras (CBP) decidieron recibir solo a un número determinado de personas por día para que presentaran a entrevista.

Con la colaboración de las autoridades migratorias mexicanas, se establecieron listas de espera en la frontera norte de México.

En 2017 se generalizó esta práctica. Actualmente, aunque no existe formalmente un acuerdo entre ambos países, los solicitantes de asilo que llegan a cualquier puerto de entrada de la frontera sur de Estados Unidos, deben apuntarse en listas de espera del lado mexicano.

Se les otorga un número de turno que corresponde a una cita para presentarse a una entrevista de temores fundados con la autoridad migratoria estadounidense.

Las listas de espera contemplan actualmente a más de 20 mil solicitantes de asilo de decenas de nacionalidades que esperan en toda la frontera.

Las listas de espera eran antes administradas por el propio Instituto Nacional de Migración (INM) y actualmente son resguardadas por los solicitantes de asilo en coordinación con el Grupo Beta del INM, y en algunos casos por gobiernos locales y sociedad civil.

Gráfica: Colef

La autoridad migratoria estadounidense indica cada día de forma discrecional el número de solicitantes que pueden pasar a su entrevista.

Mientras que en algunos puertos de entrada pasan menos de 10 solicitantes al día, en otros puertos más importantes, como San Ysidro (en el condado de San Diego, contiguo a Tijuana), las autoridades pueden recibir a más de 100 solicitantes en un día.

Así, en función del número de solicitantes esperando su turno y del número de personas que cruzan cada día, los tiempos de espera van actualmente de una semana a tres meses.

Con información del Colef