ICE detiene a 42 personas en uno de los operativos más grandes en la historia de Colorado contra el tráfico de marihuana

Más de 80 mil plantas de marihuana y 4 mil 500 libras de material procesado fueron incautados por ICE, el HSI y la DEA
En el verano de 2016, los investigadores de la Fuerza de Tarea del Metro Norte comenzaron a buscar en una red de cultivadores de marihuana involucrados en la distribución de grandes cantidades.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) detuvo a 42 personas en Colorado como resultado de uno de los operativos más de grandes de la historia del estado para combatir el mercado negro de la marihuana.

A través de un comunicado, ICE detalló que el caso fue investigado por North Metro Task Force, la Administración de Control de Drogas (DEA), abogados del distrito judicial 17 y 18 de Colorado, agentes especiales del ICE con Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y algunas agencias federales, estatales y locales encargadas de hacer cumplir la ley en los Estados Unidos.

Las autoridades identificaron que la marihuana era cosechada en hogares del área metropolitana de Denver. Durante el operativo también se registraron ochos negocios.

Más de 80 mil plantas de marihuana y 4 mil 500 libras de material procesado fueron incautados en los lugares registrados.

255 ordenes de registro penales fue el total de número de ejecuciones en ocho de los condados de Colorado, en los últimos dos años:

  • 120 en el condado de Adams,
  • 63 en el condado de Arapahoe,
  • 22 en el condado de Weld,
  • 17 en el condado de Jefferson,
  • 7 en el condado de Denver,
  • 22 en el condado de Douglas,
  • 3 en el condado de El Paso, y
  • 1 en el condado de Broomfield.

Además de los procesos penales se decomisaron en dos años los siguientes bienes:

  • 41 viviendas,
  • 2 millones 160 mil 776.89 en moneda estadounidense,
  • 25 vehículos, y
  • 3 piezas de joyería.

De los arrestados 26 son acusados por el estado y 16 son demandados por el gobierno federal.

Los acusados de delitos relacionados con la cosecha de 100 o más plantas de marihuana; de ser condenados, enfrentarían una sentencia mínima de 5 años y un máximo de 40 años de prisión.

Los acusados de delitos que involucran mil o más plantas de marihuana, enfrentarían una sentencia mínima de 10 años y una máxima de cadena perpetua.

Tal vez te interese:  ALERTA | Hackean teléfono de DHS: Usan número para estafar y robar datos

La posesión de marihuana es ilegal según la Ley Federal de Estados Unidos. 

En el verano de 2016, los investigadores de la Fuerza de Tarea del Metro Norte comenzaron a buscar en una red de cultivadores de marihuana involucrados en la distribución de grandes cantidades.

Los plantíos de marihuana se encontraron en los sótanos de las casas más nuevas en vecindarios exclusivos, especialmente en viviendas con alto consumo de electricidad.

Los filtros de aire comerciales de carbón se usan a menudo para eliminar el olor a marihuana. Algunos cultivadores ventilan el aire a altas horas de la noche para evitar que las autoridades y los vecinos detecten el olor.

El cinco por ciento de las ubicaciones de cultivo modifica el medio eléctrico, lo que disminuye la cantidad de electricidad y dificulta a las autoridades identificar los hogares de cultivo mediante la medición de los datos eléctricos.

“Colorado se ha convertido en el epicentro de la marihuana del mercado negro en los Estados Unidos”, dijo el abogado Jason Dunn, Distrito de Colorado, de los Estados Unidos.

“Está impactando a las comunidades, está impactando a los vecindarios, y está impactando a la seguridad pública. Pero esta investigación puede ser solo la punta del iceberg. Por lo tanto, continuaremos persiguiendo a los productores del mercado negro y procesándolos en toda la extensión de la ley ” añadió.

Los jefes de la agencia que anunciaron los arrestos de esta semana fueron: el fiscal estadounidense Jason Dunn, el agente especial a cargo de la División de Denver de la DEA William T. McDermott, el fiscal del distrito judicial número 18 George Brauchler y el fiscal del distrito judicial número 17 Dave Young.

Los acusados federales están siendo procesados por los abogados adjuntos de los Estados Unidos, Aaron Teitelbaum y Barbara Skalla; los asuntos relacionados con el decomiso están siendo manejados por los abogados adjuntos de Estados Unidos, Elizabeth Young y Tonya Andrews, Distrito de Colorado.

Las autoridades sospechan que los detenidos tienen conexiones con la llamada “mafia cubana” en 9.