Corte Suprema decreta que Arizona deberá mantener las licencias de conducir a dreamers

La Corte Suprema rechazó revisar la posición adoptada por un juez federal, que se opuso en 2012 al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. Foto: The Arizona Republic
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La Corte Suprema de Estados Unidos decretó hoy el veto a una norma que impedía a los dreamers acceder a una licencia de conducir en el estado de Arizona.

De acuerdo con medios locales, el tribunal rechazó revisar la posición adoptada por un juez federal, que se opuso en 2012 al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), impulsada por el entonces presidente Barack Obama.

Fue entonces cuando la exgobernadora de Arizona Jan Brewer decretó que en su territorio se dejaran de expedir licencias a los jóvenes indocumentados que llegaron al país como niños.

DACA es el programa que protege a los dreamers de que sean deportados y que incluye, entre otros aspectos, que ellos puedan acceder a un permiso de conducir.

Tal vez te interese:  Dreamers invaden el Senado; exigen solución para TODOS los migrantes

El pasado 5 de septiembre,  DACA fue cancelado por el presidente Donald Trump, dejando en la incertidumbre a 690 personas, tras esto la negociación de una solución para estos jóvenes se ha convertido en uno de los principales debates entre republicanos y demócratas para aprobar los presupuestos federales en el Congreso.

En Arizona, cerca de 20 mil de estos jóvenes disponen de una de estas licencias o una identificación estatal.

En junio de 2017, una coalición de organizaciones que luchan a favor de los derechos de los indocumentados amparados bajo DACA solicitaron a la Corte Suprema federal que reafirmara el posicionamiento previo que había otorgado a los dreamers el derecho a obtener permisos de conducir en Arizona.

Tal vez te interese:  Biden no tiene cómo cumplir sus promesas migratorias

Con la decisión de hoy, el Supremo se pronunció por segunda vez en menos de un mes en contra de ser partícipe del debate sobre DACA después de que propinara un revés al Gobierno al dejar con vida el mismo programa migratorio a finales de febrero.